Nace Pedro Ignacio Espaillat, militar y precursor de la Restauración

Pedro-Ignacio-Espaillat


Un día como hoy, 10 de enero 1826, nace Pedro Ignacio Espaillat , militar, independentista dominicano y precursor de la Restauración.

Nació en Santiago de los Caballeros. De condición humilde, aprendió el oficio de carpintero ebanista. Se incorporó a la guerra independentista alcanzando el rango de Comandante de la Guardia Civil del Ejército Libertador y al terminar esta, se dedicó de nuevo a su oficio de ebanista, en Santiago.

En 1861 la anexión a España fue vista por la mayoría como algo natural, pero ante el incumplimiento de los acuerdos, dos años más tarde comenzaron las muestras de malestar que se fueron generalizando en todo el país.

En 1863 encabezó junto a Eugenio Perdomo, Carlos de Lora, Vidal Pichardo, el general Juan Luis Franco Bidó y Ambrosio de la Cruz, el grupo que trató de tomar la fortaleza de San Luis para demostrar su posición en contra de la anexión. Este intento se realizó aprovechando que las autoridades españolas estaban preocupadas por el pronunciamiento de Lucas Evangelista de Peña en Guayubín.

La toma de la fortaleza fracasó por el reducido número de los participantes, la falta de un cabecilla capaz de organizarla y dirigirla —algunas de las principales figuras fueron apresadas antes, o poco tiempo después, y confinados a la propia fortaleza—, así como por la carencia de recursos militares, que ocasionaron la desmoralización y desbandada de los revolucionarios ante el primer encuentro con las fuerzas españolas. Espaillat fue hecho prisionero en Palmar y conducido a la cárcel de Santiago.

Una vez vencida la rebelión de Guayubín, con el propósito de atraer nuevamente a la población de las regiones rebeladas, el Gobierno dio un indulto el 16 de marzo a los patriotas considerados prófugos. Los jóvenes que provocaron el amotinamiento del 24 de febrero en Santiago, permanecieron prisioneros durante un mes hasta que fueron condenados a muerte por un Consejo Militar español. La mayoría de ellos fueron fusilados el 17 de abril de 1863. Espaillat tenía solamente 37 años de edad.

A la ejecución asistieron el general anexionista José Hungría y el brigadier español Manuel Buceta. Conforme a la usanza española, los reos de muerte debían ir montados en burro hasta llegar al lugar de la ejecución y la historia recoge la reacción que tuvieron cuando se negaron a aceptar el ofrecimiento, al manifestar que no lo necesitaban puesto que los dominicanos cuando iban a la guerra, lo hacían a pie. Y así lo hicieron, bajaron a pie por la calle 30 de Marzo hasta la sabana que quedaba frente al cementerio municipal de Santiago, lugar de la ejecución.

Debido a la juventud con que murió Espaillat, los historiadores se han concentrado a reseñar el hecho y solo se conocen muy pocos datos biográficos. Se han publicado dos dibujos y referencias a pensiones otorgadas a algunos de sus siete hijos. No se localiza la referencia al nombre de sus padres, solo que María Ramona Reyes murió en julio de 1901 en Santiago de los Caballeros y que fue madre de los generales Pedro María y Leopoldo Espaillat.

 

FUENTE: http://www.encaribe.org/es/article/pedro-ignacio-espaillat/717

Publicidad