Escritos apresurados

El súper parejero Aquel condiscípulo del tercer año del bachillerato era un joven de casi seis pies de estatura, contextura atlética, y abundante cabellera negra. Por eso fue que sorprendió al alumnado de su curso con aquella queja a Dios por lo que …

Escritos apresurados

Fanático religioso Recuerdo la queja de un viejo amigo acerca del fanatismo religioso de su chofer familiar, debido a que él se definía como un libre pensador. -Ese hombre me tiene al coger el monte con su prédica continua, tanto a mí como a mi mujer, y …

Escritos apresurados

Dejando de vivir A mediados del año 1969 acompañé a mi padre a una consulta con el prestigioso médico endocrinólogo George Hazoury, y tras varios exámenes de laboratorio, fue diagnosticado como diabético. El autor de mis días tenía cincuenta y seis años …

Escritos apresurados

Diversos gustos sobre música sinfónica Una repetida expresión popular señala que para los gustos se hicieron los colores, algo que sobre todo se manifiesta en las bellas artes. Me vino a la mente la frase la noche del primer concierto del Festival Musical…

Escritos apresurados

Cambio de origen geriátrico En mis más de cincuenta años de actividad periodística, cuando he enmarcado artículos dentro de columnas en medios escritos, estos trabajos han sido de carácter costumbrista con algún contenido de humor. De ahí los títulos de …

Congiendolo suave

Casi nunca como son parecen Desde sus días de la niñez, mi amiga prefería jugar con varones, desde los taquitos con bolas de vidrio, hasta béisbol rudimentario con pelotas de trapo. Cuando participaba en competencias de carreras con ellos, generalmente …

Congiendolo suave

La librofobia criolla Mi culto amigo el editor e historiador Orlando Inoa todavía se sorprende de algunas de las manifestaciones de la aversión libresca del dominicano. Hace un par de meses tuvo la idea de añadir al letrero de su empresa la palabra …

Congiendolo suave

Pago satisfactorio Mi buen amigo estaba enamorado como un colegial de aquella curvilínea dama divorciada. -Si no logro conseguirla, me pasará una de dos cosas, que son volverme loco de amarrar, o morir de tristeza incurable para cualquier siquiatra- me …

Congiendolo suave

Peligrosa decepción Aquel amigo de uno de mis hermanos lo escuché hablar de los encantos físicos de una mujer, con verdadero entusiasmo. -Quizás a algunos les parecerá que le hacen falta unas libritas, pero las que tiene están muy bien distribuidas- dijo,…

Congiendolo suave

Calidad y cantidad Debía andar entonces por los treinta años de edad, y era una mujer interesante, sobre todo porque las libras estaban bien distribuidas en su cuerpo. Muchos de sus relacionados de ambos sexos le propusieron en sus años juveniles que …

Congiendolo suave

Encuentro fallido Laboré durante varios años de la década del sesenta como locutor radial, y en mi trajinar microfónico tuve un colega súper sentimental y romántico. El hombre se enamoraba de algunas de las mujeres que lo llamaban por la vía telefónica …

Congiendolo suave

Diferentes opiniones románticas Recuerdo el discurso de mi amigo cuando me informó que se había metido en amores con una muchacha cuya familia contaba con varias féminas de alto componente puteril. -Debes adivinar que si estoy enredado con esta tipa no es…

Congiendolo suave

Inesperada decisión chiveril Cuando mi amiga de infancia se divorció, quedó a cargo de la crianza de sus dos hijos, una hembra de cuatro años de edad, y un varón de dos. Y como su ex era un modesto empleado privado, acordaron que este solo le entregara …

Congiendolo suave

Un cincuenton enamorado Pocas veces he visto a un cincuentón más enamorado de una veinteañera que aquel amigo, a quien le había ido muy bien en el ejercicio de su profesión de ingeniero civil. -Tenía razón aquel amigo tuyo que andaba por los sesenta años …

Congiendolo suave

Anunciadas ausencias machistas Es la primera noche que están pasando en su casa los jóvenes esposos después de regresar de su luna de miel. -Una de las características tuyas que más me agrada es la facilidad que tienes para hacer amigos, los cuales se …

Congiendolo suave

Viejo cuento beisbolero Esta historia la escuché hace ya más de cinco décadas de mi recientemente fallecido amigo Ricardo Gil Morales. Dos amigos van al estadio Quisqueya a ver un juego de los rivales Licey y Escogido, y vamos a tratar de describir un …

Congiendolo suave

Inusual resultado Hace ya algunos años conocí a dos hermanas veinteañeras, con diferente desenvolvimiento machil. Una de ellas era de buena figura y rostro hermoso, mientras la otra, según la casi generalizada opinión, no tenía nada en la bola. Sin …

Congiendolo suave

Un hábil picoteador Corría el año 1970 y no era raro ver en cualquiera de las esquinas de la calle El Conde a un individuo con fama de pedigüeño. No se le conocía oficio ni empleo y la percepción de la gente era que se sostenía con dinero del prójimo. Su …

Congiendolo suave

Las incomprensibles mujeres Desde hace cuarenta y cuatro años no transita por mi garganta un solo trago de bebida alcohólica. Y debo señalar que desde que comencé a realizar actividades remuneradas como locutor y periodista, casi todos los días sábado, o …

Congiendolo suave

Sabio humor dominicano Tengo un amigo que a sus sesenta y pico de años permanece soltero, y admite que no sería capaz de asumir las enormes responsabilidades que implica la unión conyugal. El hombre ha mantenido, casi todas por escaso tiempo, numerosas …

Congiendolo suave

Explicable pegada romántica De piel mulata, aquella muchacha era tan bajita, que justificaba la ingeniosa frase de que cuando uno la miraba, se terminaba de una vez. De pectorales y caderas casi inexistentes, muchos la definían con las expresiones …

Congiendolo suave

Indiscreto discreto Aquel joven, en los primeros años de la década del cincuenta, llamaba la atención de las mujeres porque era de elevada estatura, y robusto porque hacía ejercicios con pesas. Se metió en amores con una joven de mi barrio, conocida por …

Congiendolo suave

Un apodo original En los años de la década del cincuenta, aquella muchacha tenía numerosos pretendientes, debido a que era indudablemente hermosa. A su bello rostro unía un cuerpo escultural, pues sus pronunciadas caderas estaban bien acompañadas por una …

Congiendolo suave

El super machista Mi amigo, que al igual que yo vivía la adolescencia, sentía una gran admiración por su padre mujeriego. -El viejo es una tranca de hombre, que conquista mujeres por donde quiera que pasa. Si bebe romo en un bar, y el servicio lo realizan…

Congiendolo suave

La dama súper pura Aquella mujer tenía fama de pasarse de decente, y a su pureza de alma y extrema religiosidad la gente le atribuía el haberse quedado jamona. Aunque no todas las jamonas se caracterizan por abstenerse de practicar el sexo, a la dama …