X
    Categorías: Opiniones

Acción sobre Venezuela

La semana pasada representantes de 11 países de Latinoamérica culminaron un proceso de diálogo respecto de la crisis migratoria de Venezuela, aunque lamentablemente no se lograron consensuar acciones más trascendentales para hacer frente a la situación, la reunión en si misma es un paso de avance en reconocer una situación que va a empeorar mucho antes de empezar a mejorar.

La República Dominicana no estuvo presente en el diálogo no obstante ser destino de docenas de miles de venezolanos que están huyendo de la situación en su país. De las cosas empeorar, como probablemente lo harán, la respuesta necesariamente tiene que ser regional y nuestro país no va a estar en una posición de hacerle frente por si solo, por lo que es imperante que desde ahora empiece a coordinar.

Uno de los puntos que no surgieron del consenso es el reconocimiento de estado refugiados a los millones de venezolanos que han huido de los resultados del chavismo.

Lo idóneo es establecer una comisión permanente de atención a los refugiados de esta crisis y que todos los países realicen el reconocimiento para no solo evitar los problemas legales de mediano y corto plazo de una inmigración fuera de control, sino para optar con mayor facilidad a auxilio internacional y mejorar distribuir la carga económica entre todos.

Reunión de 11 países latinoamericanos fue paso de avance para enfrentar crisis migratoria Venezuela
Otro de los puntos que será difícil de consensuar, es como atacar la raíz del problema que reside enteramente en el gobierno de Venezuela.

El gobierno de Maduro fue invitado a participar en la reunión de la semana pasada, pero no asistió, limitándose a afirmar que la crisis migratoria es “fake news” y que los venezolanos que se han ido de su país lo hacen motivado por “la moda”.

Estamos en una posición donde el gobierno de Venezuela no puede ser tomado como actor serio y honesto en la situación, y más que un aliado para la solución al problema debe ser visto como parte fundamental del problema. Esto implicaría ir directamente a la raíz y tomar acciones serias contra Nicolás Maduro y los chavistas que están secando a venezuela como sanguijuelas con la imposición de sanciones regionales a los miembros del Gobierno de Maduro y el aislamiento diplomático de Venezuela.

Latinoamérica como región ha pasado demasiado tiempo pasiva respecto de la situación venezolana y ya se les está empezando a explotar en la cara con una verdadera crisis humanitaria en las fronteras de Colombia, Brasil y Ecuador. Ahora mismo no hay luz al final del túnel y es altamente probable que el flujo migratorio crezca hasta convertirse en una avalancha. Y frente a eso, la realidad es que no estamos preparados, por lo que se necesita mucha mayor coordinación de la cual la pequeña cumbre de la semana pasada fue apenas un primer paso.

Este website usa cookies.