Acondicionador antes del shampoo ¿se puede?



Sedoso e hidratado, así nos deja el acondicionador el pelo. Estamos acostumbradas a utilizarlo después de lavarnos el cabello con champú, pero hace unas semanas escuché que es mejor aplicarlo antes de, y que éste sería el secreto de tener una melena como las modelos que vemos en la publicidad de productos para el cabello ¿Será cierto?

“Sí, es cierto que se puede utilizar el acondicionador antes del champú. Es un sistema que se utiliza especialmente con aquellos cabellos finos o con tendencia a la grasa en los que se necesita no perder volumen”, explica Josep Antoni López, product manager VMV Cosmetic Group.

Como cada procedimiento, a todos no les resultará igual, tienen ventajas y desventajas de acuerdo al tipo de cabello. Según el estilista experto, “los aspectos positivos con básicamente que no habrá pérdida de volumen en los cabellos finos, porque añade hidratación sin pérdida de pelo, y eso es muy útil para las personas que tienen ese problema.

También es positivo el hecho de que sobre cabellos grasos no habrá acumulación de activos hidratantes cuando no se enjuaga bien el acondicionador, evitando así pérdida de volumen y brillo”.

En cuanto a la parte negativa destacó que “este sistema no es tan efectivo cuando estamos ante un cabello muy deshidratado y seco, y ante lo que son encrespados, precisamente porque les falta hidratación. En ese caso será mejor aplicar la mascarilla o el acondicionador al final, porque así se garantizará mejor control del volumen y mayor tratamiento de la sequedad”.

López dejó en claro que la calidad de los productos a utilizar tendrán mucho que ver en el resultado, ya que se ha de utilizar un acondicionador que no sea graso, que no aporte peso y que no deje residuos y un champú que tenga unos activos que laven con suavidad respetando las condiciones naturales de la piel del cuero cabelludo y el cabello.

Modo de aplicación

Aplica el acondicionador o la mascarilla antes del champú sobre el cabello y cuero cabelludo, espera al menos cinco minutos para que el producto pueda penetrar en el tallo capilar, y luego enjuagar profundamente antes de pasar a la aplicación del champú.

Publicidad