Analizan vídeos asalto casa de general

4_Actualidad_13_1,p02


La Policía analiza vídeos tomados por cámaras de seguridad a fin de determinar la identidad de los tres hombres que ayer penetraron a la residencia del general Francisco Rommel López, ubicada en el sector Arroyo Hondo de esta capital, donde robaron y dejaron amarrada y amordazada a la esposa y a sus hijos.

 
El coronel Frank Félix Durán Mejía, vocero de la institución del orden, dijo que con relación al caso hay más de diez personas detenidas, y que se han interrogado a otras a fin de dar con los autores del asalto a la vivienda del general que comanda director regional Cibao Sur de la Policía con sede en Bonao.

 
La uniformada dijo hoy que el general Rommel López no se encontraba en la casa de la que los desconocidos se llevaron, entre otras pertenencias, un fusil, una pistola y celulares.

UN APUNTE:

Odontóloga

La doctora Caraballo,  dijo a la Policía que fue inventó el rapto porque sus padres la quieren obligar a realizar un internado en la carrera de Odontología, que inició ayer en la sede de UTESA de Santiago, y no le interesa seguir cursando esa carrera. Dijo  estar arrepentida del daño causado a su familia y la molesti

La señora Franchely Corporán Díaz, esposa del general policial, dijo que los hombres entraron a su casa cuando dormía junto a sus dos hijos y se despertó al escuchar un ruido y se sorprendió cuando uno de los hombres la apuntaba con una pistola, quien la amenazó con matarla si gritaba, por lo que la amarró y amordazó al igual que a sus hijos.

 
“Se analizan vídeos, se tomaron huellas y se han realizado intervenciones para identificar a los autores del asalto”, sostuvo Durán Mejía.

 
Rapto de Moca
En otro orden, el portavoz de la Policía informó que se trató de un “autorrapto” lo de la esposa de un agente del Dicrim ocurrida en Moca el pasado lunes, que según sus captores luego la dejaron abandonada en un vehículo en el kilómetro 9 de la autopista Duarte del Distrito Nacional.

 
Dijo que “en una labor de investigación, se determinó que fue falsa la alerta de rapto que habría sido objeto Giseli Altagracia Caraballo de Santiago, de 23 años, esposa del agente del Dicrim, Wilson José Santiago Severino y confesó que se trató de una mentira motivada a un problema familiar con sus padres”.

Publicidad