Apoyan acciones de reforestación en Valle Nuevo



El geólogo Osiris de León y el diputado reformista Rogelio Alfonso Genao resaltaron la importancia y alcance del programa de reforestación que ejecuta el Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales en el Parque Nacional Valle Nuevo y apoyaron que los antiguos ocupantes del área sean reubicados en terrenos del Estado para que sigan produciendo.

Coincidieron en que la reforestación del parque de 910 millones de metros cuadrados no solo protege el medio ambiente y los recursos naturales, sino que contribuye al fomento del ecoturismo en Constanza y Jarabacoa.
Sobre la zona el ministro de Medio Ambiente, Ángel Estévez, detalló que buscan alternativas para que los agricultores puedan volver a producir sin dañar el medioambiente y negó que se quiera permitir la agricultura dentro del parque. Agregó que han ubicado 700 tareas y 100 mil metros de invernadero de alta tecnología.

El grupo SOS Ambiental acusó al funcionario de tener planes de sembrar allí varios rubros, por lo cual intimaron mediante acto de alguacil a Estévez. Amenazaron con someter una acción constitucional de amparo y una querella penal o demanda en responsabilidad patrimonial.

La resolución 14-2016 prohíbe la agricultura en el citado parque nacional.

Resarcir daño

El geólogo consideró que a esos agricultores se les involucre en el programa de reforestación ya que fueron los responsables del enorme daño infligido a dicha reserva natural.

Puntualizó que el parque es una zona protegida desde 1961, reserva científica en 1983 y Parque Nacional en 1996. El bosque enriquece la cabecera de los ríos Nizao, Las Cuevas Grande, Tireo, Blanco y Yuna.
El experto justificó que el Valle fuera vedado para los aserraderos y que solo se acepte la construcción de una caseta para el monitoreo ambiental, administrada por el Ministerio de Recursos Naturales y Medio Ambiente.

Más vigilancia

El diputado nativo de Jarabacoa sugirió que se establezca mayor vigilancia en el Parque Nacional de Valle Nuevo, para evitar talas ilegales de pinos y otros árboles como se estuvo realizando previo a la intervención de esa área por parte del Gobierno.

Aseguró que Valle Nuevo reviste importancia capital para el país por tratarse de una de las zonas de mayor producción de agua ya que abastece los acueductos que suplen el líquido a 7 de cada 10 dominicanos, además de que alberga numerosas especies de flora y fauna.