Basura y hoyos retos a vencer por alcalde SDE



A cinco meses de haber tomado posesión las nuevas autoridades de la alcaldía de Santo Domingo Este, la basura en calles y avenidas, los hoyos por doquier, incluyendo las aceras, siguen siendo el principal dolor de cabeza de los munícipes.

El nuevo alcalde, Alfredo Martínez (El Cañero), tiene en la basura al principal adversario de la gestión que apenas inicia.
Muchas de las calles y avenidas de los barrios de este municipio exhiben vertederos improvisados por la deficiencia en su recogida por parte de los camiones recolectores que tardan hasta tres días para retirar los desperdicios.

Siendo los desechos sólidos uno de los principales problemas que afecta a esta provincia por más de dos décadas, después de asumir el control del ayuntamiento, una de las principales medidas de Martínez fue el desmonte del sistema de Limpieza Integral Automatizada (LIMPIA), a sugerencia de una comisión que fue designada para evaluar su funcionamiento; y determinó que no había dado resultado.

De inmediato se adoptó el nuevo programa para la recogida de los desechos sólidos basado básicamente en el sistema tradicional de rutas y frecuencia, pero este no ha dado el resultado esperado ya que solo horas después de haber sido recogida la basura en algunas esquinas, vuelven a formarse los cúmulos con un mayor volumen.

Según los munícipes el problema radica en que hasta ahora no hay rutas fijas ni de frecuencia constante por lo cual resulta imposible mantener por varios días los desechos en los patios de los hogares ya que atraen ratas e insectos. Quizás si el ayuntamiento contara con un mayor número de camiones y personal, para pasar con más frecuencia este sistema daría resultado.

“Qué bueno que se llevaron esos contenedores que no resolvían nada, pero ahora la gente tira la basura en plena calle ya que nadie quiere tener basura en su patio por varios días. Por aquí la basura se recoge solo dos veces por semana. Para acabar con este problema tendrían que venir interdiario”, explico Juana Acosta residente en el sector de Mi Hogar.

Aunque se observan en algunas calles letreros del ayuntamiento informando de que unos que otros badenes han sido reparados y algunos posos filtrantes de alcantarillas están siendo destapados, la realidad es que la gran mayoría de calles, aceras y contenes, están deteriorados, y siguen muchas áreas verdes ocupadas, aguas negras y contaminación por doquier.

Sectores y calles

Sectores como Alma Rosa, Los Tres Brazos, Los Mina, Mi Hogar, Villa Faro, Villa Duarte, Invivienda y El Almirante tienen, aparte de la delincuencia, algo en común; y es que sus calles están parcialmente rotas, sus aceras ocupadas, inservibles e intransitables, debido a hoyos, escombros y hierbas. También sus áreas verdes están descuidadas y otras ocupadas. Las calles además son usadas como parqueos y talleres.

Un tramo de la calle Cotubanamá Henríquez en el sector de Alma Rosa de uno 500 metros entre la carretera de Mendoza y la calle José Cabrera se encuentra intransitable hace más de cinco años ya que la capa asfáltica fue devorada por el tiempo y el abandono. Vehículos y peatones ya no la usan para nada y ahora es un depósito de basura, animales muertos y escombros. Aunque se hicieron sus aceras, no fue asfaltada y está en plena tierra y llena de aguas negras.

La calle José Jiménez esquina calle 18 en el Respaldo Palmas de Alma Rosa, es un solo hoyo y ni hablar de cuando llueve que se convierte en profundo lago a tal punto que todas las casas de los alrededores han tenido que habilitar sus entradas con altas rampas para poder acceder en tiempo de lluvias.

En el sector Los Tres Brazos su calle principal, que es la Prolongación Venezuela, está en buen estado, y su isleta central fue restaurada y convertida en un pequeño boulevard de más o menos un kilómetro. Sin embargo sus dos aceras laterales, se encuentran destruida y con basura. Además todas las calles que convergen en esta tienen los badenes rotos.

La calle Respaldo Las Américas en el ensanche Ozama, que es un acceso directo al Faro a Colón y al Parque Mirador Este, luce llena de hoyos y aceras con basura y escombros. A todo lo largo de la avenida del Faro, puede observar que los hoyos de alcantarillas, están sin tapas, desde hace más de siete años.

Una densa polvareda cubre diariamente la avenida San Vicente de Paúl, en el tramo comprendido entre Boulevard Pedro J. Lama o carreta Mella y la carretera de Mendoza por aun estar intervenida por Obras Públicas, por la construcción del Metro, que se encuentra detenido.

Una vía tan importante como la carretera de Mendoza, que comienza en la Cruz de Mendoza en la carretera Mella y termina después de la Charles de Gaulle, es un camino asfaltado con aceras inservibles, por donde transitar en vehículo o a pie resulta de una alta peligrosidad, por la gran cantidad de hoyos, además de los vehículos y motocicletas que transitan en ambas direcciones.

Las avenidas Estados Unidos e Iberoamericana, dos vías verdes por naturaleza, que inician en la avenida Mirador del Este y terminan una en el Expreso Las Américas y en Los Mameyes la otra, se encuentran descuidadas y ocupadas por lavaderos de vehículos, parqueos y talleres de pinturas para autos, que usan la isleta central como centro de operaciones.
Calles como la Fernández de Navarrete, Presidente Estrella Ureña, Francisco Segura y Sandoval, y Juan Pablo Duarte, que bordean el mercadito de Los Mina, se encuentran en el mismo estado de abandono y descuido que el citado centro comercial.

Faro a Colón

Siendo el Faro a Colón el monumento más visitado de la provincia Santo Domingo, además de símbolo insignia del Ayuntamiento, su entorno está completamente abandonado.

El muro de piedras que lo divide de los barrios pobres circundantes, está roto en varios lugares y lleno de basuras y escombros. Las aceras también están llenas de hoyos, sucias y en partes intransitables.

Otros de los problemas que afecta el área son los camiones de escombros (botes) que son depositados durante todo el día en plena calle y aceras. Los botes son las cargas de tierras y escombros inservibles que son sacados de las construcciones para ser botadas por paga en cualquier lugar.

Además del abandono, la inseguridad es otro de los problemas principales ya que es un lugar muy peligroso en donde atracadores en motocicletas hacen sus fechorías con toda libertad, porque aunque es un lugar turístico no es frecuente la vigilancia policial o militar a pesar de que en la zona hay un destacamento de la Policía y otro de la Armada Dominicana.

UN APUNTE

Limpia

Era el sistema de Limpieza Integral Automatizada que consistía en cientos de contenedores de metal colocados en lugares estratégicos donde las personas depositaban los desechos. Un camión con enormes brazos cargaba los contenedores y depositaba la basura en su interior. Este sistema que duro varios años fue un rotundo fracaso por motivos que ahora no importan.

 

Síguenos en nuestro canal de videos:
Publicidad