Boyón Domínguez con reto manejar batuta de Titanes



José -Boyón- Domínguez tiene de nuevo la batuta en sus manos para lograr que un grupo de hombres jóvenes se conduzca con armonía, corriendo y ejecutando sobre la duela unas veces a velocidad vertiginosa y otras al compás de jugadas de táctica ingeniosa marcadas con otra cadencia.

La tarea no le es ajena. Por el contrario, el manejo de equipos de baloncesto ha sido su ambiente natural desde que abandonó el deporte activo tras una carrera que arrancó en el Pabellón de Villa Juana y finalizó en el Pabellón de la Fama.

Su actual reto es lograr que la orquesta de Titanes del Distrito Nacional, de la Liga Nacional de Baloncesto, produzca una música perfecta en la que se entremezclen el golpe trepidante del balón rebotando en la madera con el grito de las cuerdas de las mallas al sentir la perforación. Es al final del día, la fusión del bongó con el violín.

“El desafío me anima así como el entusiasmo que se respira en este equipo en todas las esferas”, dice Domínguez, quien fue escogido para esas tareas por el gerente general Pedro Pablo Pérez y el presidente Roberto Modesto tal como lo hicieron en 2006 cuando el Club Naco conquistó su única corona en el básquet capitalino.

“Las piezas están en el tablero y las tenemos de una rica variedad tanto para el presente como para el futuro”, dijo Domínguez, el laureado dirigente que ha sido campeón con los clubes Sameji, Naco y Huellas del Siglo. “Mi trabajo será usarlas en las dosis que requieran las circunstancias y a su debido tiempo”.
Domínguez, Pedro Pablo y Modesto todos fueron armadores en sus días como atletas por lo que la trilogía comparte tanto una amplia visión del juego como vasta habilidad creativa.

“Hemos conversado mucho acerca del desarrollo del equipo con miras a esta venidera temporada y el porvenir”, dijo Boyón. “Será un asunto de pulsar las teclas correspondientes en cada ocasión, y eso es algo que me provoca”.

Síguenos en nuestro canal de videos:
Publicidad