Canciller minimiza EEUU llamara embajadores



5_Actualidad_09_1k,p01

Santo Domingo.-El ministro de Relaciones Exteriores, Miguel Vargas Maldonado, restó importancia el sábado al llamado a consulta del Departamento de Estado de Estados Unidos a sus embajadores en República Dominicana, Panamá y El Salvador, señalando que la medida “es parte del proceso normal de la diplomacia internacional”.

Dijo que República Dominicana sigue trabajando con normalidad una apretada agenda bilateral con Estados Unidos. “Eso es parte de los procesos de la diplomacia internacional”, dijo.

El pasado viernes, el Departamento de Estado de Estados Unidos llamó a consultas en Washington a sus representantes diplomáticos en Panamá, El Salvador y República Dominicana, para evaluar la decisión de esos países de romper sus relaciones con Taiwán y establecerlas con China.

“Nosotros seguimos con nuestra agenda bilateral con los Estados”, precisó.

El funcionario insistió en que “tenemos una agenda muy intensa y estamos trabajando en eso, tanto con el Departamento de Estado como con la embajada norteamericana”.

Vargas Maldonado habló sobre el tema momentos antes de encabezar el acto de reincorporación del exsenador Aníbal García Duvergé a los trabajos institucionales del Partido Revolucionario Dominicano (PRD).

Un aliado de Taiwán

La portavoz del Departamento de Estado de Estados Unidos, Heather Nauert, informó en un comunicado de la decisión de su Gobierno, aliado de Taiwán, un territorio que Pekín reclama como propio.

Nauert indicó que Estados Unidos ha determinado que es necesario llamar a consultas a sus representantes diplomáticos por las “recientes decisiones de dejar de reconocer a Taiwán”.

La medida afecta al embajador de EE.UU. en República Dominicana, Robin Bernstein; su embajador en El Salvador, Jean Manes; y su encargada de negocios en Panamá, Roxanne Cabral.

“Nuestros tres jefes de misión se reunirán con líderes del Gobierno de Estados Unidos para analizar las formas en que Estados Unidos puede apoyar instituciones y economías fuertes, independientes y democráticas en toda Centroamérica y el Caribe”, añadió la portavoz.

Taiwán se considera un territorio soberano con gobierno y un sistema político propios bajo el nombre de República de China desde el final de la guerra civil entre nacionalistas y comunistas en 1949, pero Pekín mantiene que es una provincia rebelde e insiste en que retorne a la patria común.

Taiwán es uno de los mayores motivos de conflicto entre China y Estados Unidos, debido sobre todo a que Washington es el principal suministrador de armas de Taiwán y sería su mayor aliado militar en caso de un eventual conflicto bélico con China, en virtud de un acuerdo firmado en 1979.

El Salvador rompió en agosto relaciones diplomáticas con Taiwán, que era uno los principales cooperantes con el país centroamericano.

Un apunte

En el gobierno de Trump

El Departamento de Estado de Estados Unidos llamó a consulta solo a los embajadores que rompieron relaciones diplomáticas con Taiwán en el gobierno de Donald Trump. República Dominicana, en mayo del 2018; Panamá en junio del 2017 y El Salvador, el 20 de agosto de este año.

Empero, Costa Rica prefirió a China sobre Taiwán el 6 de junio del 2007, durante la gestión de Barack Obama, pero su diplomático no fue llamado a consulta.