Ciclones marcaron récord en vientos y destrucción



La temporada ciclónica termina, pero seguirá resonando el zumbido de los vientos en los oídos de centenares de miles de personas que perdieron sus hogares y propiedades, en Puerto Rico y otros islas del Caribe.

Mientras otros miles, dos meses después, todavía reconstruyen sus propiedades destruidas por las furias de los vientos de los huracanes destructivos Irma y María.

Por ejemplo la furia de los vientos de 295 kilómetros por horas del huracán Irma se constituyeron en un arma mortal para la economía de varios países, pero la situación más extrema ocurrió en Puerto Rico, donde están demandando 94 mil millones de dólares para su reconstrucción.
El fenómeno azotó la isla el pasado 20 de septiembre.

La intensidad de estos vientos hasta ahora son un récord en la región del Caribe, dijo el predictor de la Oficina Nacional de Meteorología, Martín Mata, con más de 30 años de servicio, “ningún ciclón de esa magnitud se había desplazado por el Caribe desde que existen registros meteorológicos”
Durante la temporada ciclónica que inició el primero de junio y termina el este 30 de noviembre viajaron por el Caribe 56 ondas tropicales desde la costa de África, algunas de estas encontraron condiciones favorables y logrando desarrollarse y convertirse en ciclones.

Fue durante los días 5, 6 y 7 de septiembre del año 2017 cuando cruzó por gran parte del Caribe el huracán Irma con vientos de destructivos algo nunca visto, por lo meno próximo a la República Dominicana..

También en la segunda quincena de septiembre específicamente los días 19, 20 y 21 el potente huracán María azotó a Puerto Rico, desplazándose a 80 y 100 kilómetros de la costa norte de República Dominicana provocando aguaceros superiores s 150 milímetros y vientos de huracán en la parte norte.

El gobernador de Puerto Rico, Ricardo Rosselló, durante una sesión en la Asociación Nacional de Gobernadores de Washington pidió 94 mil millones de dólares para la reconstrucción de la isla, porque quedaron devastados los sectores de viviendas, energía, agricultura, infraestructuras, servicios sociales, sanidad y educación.

El presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, visitó la zona y prometió ayuda.
En las Antillas Menores de las islas de San Martín, Guardalupe, Dominica, Antigua y Cuba y Bahama sufrieron daños por los ciclones.

Estados Unidos durante la temporada fue atacada por Cindy en junio; Harrvey e Irma en septiembre; Nata y Philippe en octubre.

Según estudios de recorrido de ciclones de la Universidad de Colorado, Estados Unidos desde el año 1851 hasta la fecha por la región del Caribe han cruzado centenares de ciclones, pero ninguno había alcanzado vientos superiores a 295 kilómetros como lo hizo Irma al cruzar al norte de Puerto Rico, los días 6 y 7 de septiembre.

En el país

La Oficina Nacional de Meteorología (Onamet), representada por su directora Gloria Ceballos, coordinaron todas las acciones para mantener al Gobierno y la población informados con relación a las amenazas que representaban los ciclones.

Más de 50 mil personas fueron desplazadas de sus viviendas, según los reportes de la Defensa Civil y el Centro de Operaciones de Emergencias (COE), a cargo del general Juan Manuel Méndez García.

Irma destruyó 114 viviendas y 2,683 afectadas; 13,415 desplazados; 10,701 fueron albergue oficiales; 17 viviendas incomunicadas y 32 provincias en alertas entre ellas cinco en rojo, según el reporte del día 8 de septiembre del COE.

El presidente Danilo Medina estuvo atento a las operaciones de emergencias para que llegaran las asistencias a todos los sectores afectados.

El huracán María cruzó el 21 de septiembre a 85 kilómetros al norte de Samaná, llegando afectar 8,856 viviendas; 861 casas parcialmente afectadas; 188 viviendas destruidas; 24,383 desplazados; 1,919 personas fueron albergue oficiales; 26 comunidades incomunicadas; 14 puentes afectados; 14 carreteras afectados, según el boletín del COE del día 26 de septiembre a las 11 de la mañana.

En las zonas costeras de las regiones norte y noreste las ráfagas de viento y los aguaceros ocasionaron daños en los sistemas productivos.

En Montecristi las plantaciones de guineos tuvieron pérdidas por la caídas de millares de matas en Guayubín, Castañuelas, Palo Verde, Las Matas de Santa Cruz entre otras comunidades.

EN NÚMERO

18
Ciclones
De esos, 10 alcanzaron la categoría de huracán, el de mayor fortaleza en sus vientos fue Irma con 295 kilómetros por hora y lluvias superiores a los 200 milímetros convirtiéndose en un ciclón exageradamente destructivo.

EL DATO

Aciertos

El pronóstico del experto William Gray fue de 12 ciclones y acertó. La Administración Nacional de los Océanos y la Atmósfera (NOAA) dijo que habría entre 11 y 17 tormentas, entre 5 y 7 huracanes y de 2 a 4 ciclones fuertes.

Publicidad