Crece la oposicion a politica israeli hacia palestinos; cantante Lana del Rey entre retirados Festival Meteor

La cantante Lana del Rey


JERUSALEN, ISRAEL, (AP).- Se suponía que el Festival Meteor iba a reunir a grupos de rock “indie” de todo el mundo en lo que los organizadores describieron como una “experiencia musical avanzada que supera fronteras y distorsiona el tiempo y el espacio”.

Sin embargo, algunos de los 20 invitados, incluida Lana del Rey, que iba a ser la figura central, se retiraron a ultimo minuto, cediendo aparentemente a presiones de una campana internacional de boicots a Israel promovida por los palestinos.

Las cancelaciones convirtieron al festival del fin de semana, realizado en un sitio bucolico de un kibutz, en un nuevo campo de batalla entre Israel y los promotores del boicot, que se proponen poner fin al dominio israeli sobre los palestinos.

Los organizadores dicen que el exito del boicot refleja la creciente oposicion a las politicas del gobierno israeli entre los millennials.

“El hecho de que estos artistas esten cancelando sus presentaciones demuestra la vision de Israel que tiene la nueva generacion”, declaro Diana Buttu, analista palestina que apoya el movimiento, conocido por las siglas BDS.

La campana comenzo en el 2005 y promueve boicots, el retiro de inversiones y sanciones contra empresas, instituciones culturales y universidades israelies.

BDS dice que quiere poner fin a la ocupacion de las tierras que Israel capturo en la guerra de 1967 y a lo que describe como la discriminacion de la minoria arabe por parte de Israel. Defiende el derecho de millones de refugiados palestinos y de sus descendientes a volver a las viviendas que sus ancestros abandonaron y de las que fueron expulsados en la guerra de 1948, cuando se creo el estado judio.

La campana se compara con el movimiento contra el apartheid en Sudafrica y su mensaje de no violencia ha sido bien recibido en muchos sectores de todo el mundo.

Israel dice que el objetivo final de la campana es deslegitimizar el pais, si no destruirlo.

Por más que BDS diga que logro que algunas empresas e inversionistas limiten sus actividades en Israel, el impacto economico de la campana ha sido modesto. La pujante economia israeli, un centro de alta tecnologia, hace que sea atractiva para empresas grandes como Google, Apple, Microsoft y otras. El pais es visitado a menudo por lideres mundiales para promocionar los vinculos comerciales.

La cultura y el mundo academico son blancos mas vulnerables. Casi todos los artistas que planeen actuar en Israel estos dias deben estar preparados para soportar presiones en las redes sociales para que cancelen sus presentaciones.

Una creciente lista de artistas, incluidas la actriz israeli-estadounidense Natalie Portman y la cantante Lorde, suspendieron presentaciones en tiempos recientes.

Del Rey se sumo a la lista el 31 de agosto, en que anuncio que no asistiria al Festival Meteor. Dijo en su cuenta de Twitter que postergaba la presentacion hasta que pudiese actuar para israelies y palestinos.

Tambien se ausento el grupo “of Montreal”, diciendo en Facebook que “no es momento de escapismo y celebraciones”.

“Es un momento de activismo y protestas contra el apartheid israeli, la ocupacion israeli de la Margen Occidental y las atrocidades en el campo de los derechos humanos que cometen las fuerzas israelies en Gaza todos los dias”, agrego.

Es dificil medir el impacto de las presiones de BDS.

Del Rey no apoyo explicitamente los boicots y Portman dijo con todas las letras que no apoya la campana de BDS. Del Rey y otros artistas que se ausentaron del Festival Meteor no aceptaron pedidos de entrevistas.

Numerosas figuras prominentes del mundo del espectaculo, incluidos Aerosmith, los Rolling Stones, Madonna, Justin Timberlake y Justin Bieber, han actuado en Israel en los ultimos anos y el musico australiano Nick Cave acuso al movimiento de hostigar a los artistas que actuan en Israel.

El movimiento, no obstante, alarma a los israelies y el Ministerio de Asuntos Estrategicos de Israel invierte millones de dolares en contrarrestar la campana. Incluso prohibio el ingreso de algunos de sus activistas a Israel.

El ministerio dijo que “una pequena minoria” de artistas no fueron al festival musical, tras dejarse llevar por “la campana llena de odio del movimiento de boicot a Israel”.

Al final de cuentas, miles de personas asistieron al festival. Muchas acamparon al aire libre y pudieron ver a decenas de artistas durante tres dias.

Encuestas de opinion, mientras tanto, indican que el apoyo a Israel disminuye entre los millennials de Estados Unidos.

Una consulta del Centro Pew llevada a cabo este ano revelo que el 32% de los estadounidenses de menos de 30 anos simpatiza con Israel, comparado con el 23% que simpatiza mas con los palestinos. La encuesta indico que el apoyo a Israel es mayor entre la gente de mas edad.

BDS tiene en la mira ahora al concurso Eurovision, que el ano que viene se llevara a cabo en Israel. Decenas de artistas europeos, encabezados por el ex lider de Pink Floyd Roger Waters, firmaron una carta la semana pasada pidiendo que el evento sea trasladado a otro sitio.