CRÓNICA DEL PRESENTE



¡División Berlanga! XV
Nuestra columna anterior fue una expresión en el orden del cariño y sentimiento profundo, porque la dedicamos a la memoria de Fernando Emilio Joubert Nouel, Papacho, que nació en 1949, viviendo sus padres, Federico Joubert y Lesbia Nouel, en La Cruz de Palo Verde y que en el transcurso de la vida, fue un triunfador que murió siendo administrador del hotel Howard Johnson, en San Juan, Puerto Rico.En esa columna recordamos también a muchas y muchos de sus contemporáneos que han lamentado, de verdad, su fallecimiento.

Estos escritos que son un resumen de la historia de la Grenada Company, subsidiaria de la United Fruit Company, Mamita United, que era como hemos dicho, la empresa agrícola mas poderosa del mundo en aquel tiempo, han recibido un apoyo y simpatías que al autor de esta columna le han sorprendido; porque en la realidad histórica, la División Berlanga, que realmente era el nombre de la Superintendencia Agrícola de la empresa, productora de la verdadera riqueza agrícola de esa compañía, que viene a completar una obra de extraordinaria importancia.

Hace muchos años, en noviembre de 1995, fue publicado un libro que tiene tres ediciones y que se titula “Reminiscencias de un bananero”, escrito por Fernando De Lara Viñas, mocano, que fue uno de los primeros empleados dominicanos a partir de 1944 de la Grenada Company.

El Loro Lara, como era conocido, fue el manager del equipo de softbol del Club de Golf de la empresa y más tarde manager del equipo de béisbol de Manzanillo, financiado por la empresa, que de cuyas filas salió el astro inmortal de nuestra historia beisbolera, Juan Marichal.

Para 1950 cuando la Grenada entró en su etapa ascendente de producción habían renunciado a sus empleos personajes de importancia entre las cuales debemos señalar a Abraham Núñez, Babán, de San Pedro de Macorís, que fue en su juventud un atleta de campo y pista de importancia; también había renunciado a la empresa Fernando Badía, mocano, fundador y manager del equipo de béisbol amateur de “Madre” una de las fincas de mayor producción.

También había abandonado su empleo Antonio Imbert Barrera, que era el jefe del taller de mecánica diésel de La Cruz de Palo Verde que dirigía un estadounidense, casado con una hondureña, que respondía al nombre de mister Gato. Antonio Imbert Barrera sería muchos años después, uno de los participantes en el hecho de acción que el 30 de mayo de 1961 ejecutó el ajusticiamiento de Rafael Trujillo Molina.

Uno de los hijos de mister Gato, fue años después un locutor muy conocido, bilingüe, en emisoras de televisión y radio muy importantes de Estados Unidos.

Después de 1951 al finalizar la campaña de alfabetización en la cual participamos, se operó un cambio de extraordinaria importancia en el sistema de fumigación de las plantaciones bananeras, que comenzó a operar con helicópteros de gran capacidad, manejados casi en su totalidad por pilotos profesionales de nacionalidad inglesa.

El coordinador ejecutivo en los programas de acción de los helicópteros, pasó a ser nuestro hermano Mario César, de quien hemos hablado, que era un empleado con mucha experiencia e inclusive en trabajos de gran responsabilidad como era la de ser el jefe del contingente de cerca de cien hombres, que garantizaban la seguridad del puente de madera, construido sobre el río Yaque del Norte, en La Cruz de Palo Verde, durante las gigantescas crecidas de ese río que se producían en los meses de lluvia que son mayo, junio, julio, agosto y septiembre. Continuaremos…

Publicidad