Dominicana No pudo rematar



SAN DIEGO.- República Dominicana desaprovechó muchas oportunidades de noquear a su rival del sábado en el Clásico Mundial de Béisbol y eso le costó regresar a casa antes de lo planificado y sin tener la oportunidad de defender su corona en el terreno de juego.

Giancarlo Stanton bateó un jonrón de dos carreras contra Ervin Santana en la cuarta entrada y el jardinero central Adam Jones robó un cuadrangular a Manny Machado, su compañero de los Orioles de Baltimore, para que Estados Unidos derrotara 6-3 a República Dominicana ante 43,002 fanáticos en el Petco Park de San Diego, en un emocionante partido que otorgaba el último boleto a las semifinales de la próxima semana en Los Ángeles.

Con su triunfo ante el aún vigente monarca mundial, Estados Unidos avanzó para enfrentar a Japón, el martes en Dodger Stadium, en la semifinal dos del campeonato.

Puerto Rico y Holanda jugarán el lunes, en la primera semifinal. Los ganadores avanzarán al partido por el campeonato, que República Dominicana obtuvo hace cuatro años con marca perfecta de 8-0.

República Dominicana, cuya lujosa alineación incluía seis Todos Estrellas de Grandes Ligas, se fue de 11-1 con corredores en posición anotadora y dejó ocho corredores varados en los senderos en el juego del sábado y cerró la ronda del Grupo F bateando .230.

”Tuvimos nuestras oportunidades de anotar carreras, no lo hicimos, y al final se ve la diferencia que hay en este juego cuando uno tiene la oportunidad y no rematas”, dijo el manager Tony Peña. ”Es igual que un boxeador, cuando lo tienes sobre las cuerdas y no lo terminas. Nosotros hoy no lo pudimos terminar”, agregó el capataz.

‘No hay excusas, no pudimos dar el batazo para ayudar a nuestros lanzadores a trabajar sin tener que preocuparse de la pizarra, pero esas son cosas que pasan en el béisbol. Estados Unidos jugó mejor y merece estar en las semifinales”, dijo el intermedista Robinson Canó, quien tuvo su mejor juego del campeonato, bateando de 4-2 con jonrón, doble, dos anotadas y dos impulsadas.

En un encuentro de altos kilates y muchas expectativas, los norteamericanos tomaron venganza ante los dominicanos, que le habían ganado los dos enfrentamientos anteriores, incluyendo en la primera ronda, el pasado sábado en Miami ante una asistencia récord para el Marlins Park.

El derecho Ervin Santana comenzó, quien entró en roster para la segunda ronda del campeonato, abrió lanzando por la zona de strike sus primeros cinco pitcheos y retiró a seis de siete bateadores en las primeras dos entradas para dos ceros con pocos inconvenientes. Santana, el probable abridor del día inaugural para losMellizos de Minnesota, no ha permitido carreras en cinco entradas en la primavera, pero no lanzaba desde el 4 de marzo, cuando laboró tres episodios contra los Azulejos de Toronto.

El tirador quisqueyano fue atrapado por los bateadores norteamericanos en el tercero. Stanton bateó sencillo, Jonathan Lucroy lo movió a tercera con otro hit,Ian Kinsler se arrastró por el cuadro para forzar en segunda base y empujar a Stanton. Después de dos outs Christian Yelich metió largo doble que impulsó a Kinsler para empatar 2-2.

En el cuarto, Santana retiró a los dos primeros bateadores, pero el torpederoBrandon Crawford pegó sencillo y Stanton le siguió con su cañonazo de 403 pies al segundo balcón del jardín izquierdo para poner el marcador 4-2 a favor de Estados Unidos ante la algarabía de la mayoría de aficionados que llenaron el parque de los Padres de San Diego.

En su debut en el Clásico Mundial de Béisbol, Santana (0-1) permitió seis hits y cuatro carreras, no transfirió bateadores y ponchó dos. El zurdo Danny Duffy (2-0) se anotó su segundo triunfo del campeonato.

”Hicimos lo que pudimos para tratar de retener la corona, pero no pudimos. No hay mucho que analizar”, dijo Santana, quien entró en el roster por el derechoWily Peralta, de los Cerveceros de Milwaukee.

Los dominicanos habían tomado la delantera en la primera entrada contra Duffy. Después que fildeó limpiamente un rodado de José Reyes, el torpedero Crawford, ganador del Guante de Oro de la Liga Nacional en las dos temporadas anteriores, cometió error en batazo de Machado, quien anotó por doblete de Canó.

UN APUNTE

El manager explica

”Tratamos de buscar el palo largo en esas situaciones en lugar de jugar el juego pequeño. También hay que darle crédito al otro equipo. No estábamos jugando solos. Ellos hicieron los lanzamientos necesarios en cada situación y nosotros no pudimos hacer el ajuste y ejecutar”, dijo el dirigente Tony Peña.

Publicidad