Editorial: Mucho dinero

16_Opinión_04_1,p01~(1)


A partir de mañana el Gobierno pondrá a circular unos 12 mil 500 millones de pesos en pago del salario 13 o regalía pascual a sus empleados, la primera partida de un circulante que ascenderá en diciembre a casi $50 mil millones si se incluye doble sueldo y bonificaciones en el sector privado.

Ese impresionante volumen de recursos acelerará las actividades económicas especialmente por el lado del consumo, por lo que el comercio se prepara para un periodo de buenas ventas, similar o mayor al registrado durante el llamado “Viernes Negro”.

Al voluminoso circulante se agregan los aportes de dólares y pesos de miles de dominicanos residentes en el exterior que retornan para disfrutar de las navidades junto a familiares y relacionados, quienes participan en la feria de consumo que se extiende hasta después del Día de Reyes.

Otro factor incidente en la economía de diciembre sería la aprobación de una ley que autorizaría al presidente Danilo Medina disponer por vía expresa de miles de millones de pesos para la ejecución de obras de reparación de daños causados por las lluvias en 14 provincias.

Los trabajos de reparación de puentes, carreteras, viviendas o de recuperación de predios agrícolas conllevan la contratación de mano de obra y la compra rápida de insumos y materiales en el comercio local, lo que sin dudas ampliará el nivel de circulación de dinero en la economía.

Para evitar el auge de la delincuencia y la criminalidad durante diciembre, las autoridades sumaron a cinco mil 800 policías y militares al patrullaje en calles, avenidas y centros comerciales, lo que eleva a más de 20 mil efectivos en esa tarea.

Moderación y precaución de la ciudadanía resultan remedios infalibles que previenen atracos, asaltos y otras modalidades de robos agravados, especialmente al visitar plazas comerciales, transitar con dinero o al realizar transacciones bancarias.

Conviene evitar los excesos, procurar el mejor uso para el dinero adicional que muchos reciben en diciembre y sobre todo, entender que el mundo no termina en diciembre, por lo que se requiere “guardar pan para mayo”.

Publicidad