El cáncer de pulmón microcítico: La detección temprana aún es un gran reto



Con una escasez de síntomas en sus primeras etapas, el cáncer de pulmón microcítico o de células pequeñas, a menudo desarrolla los tumores más agresivos. Entre un 10 y un 15 por ciento de los cánceres de pulmón son cánceres de pulmón microcíticos y el tabaquismo es la causa principal de la enfermedad. Mientras que las células son pequeñas, estas crecen muy rápidamente y crean tumores de gran tamaño.

“Es muy raro que alguien que nunca haya fumado sea diagnosticado con un cáncer de pulmón microcítico”, afirmó el renombrado investigador oncológico Miguel Villalona-Calero, M.D. director auxiliar y oficial científico principal en Miami Cáncer Institute. Las personas que fuman pueden disminuir su riesgo para el cáncer de pulmón dejando el tabaco, dicen los expertos en el National Cancer Institute.

Factores de riesgo adicionales

En casos atípicos, el cáncer de pulmón microcítico puede ser causado por la exposición al radón, al humo de segunda mano, a la contaminación ambiental, a los asbestos y a la radioterapia enfocada en el pecho para el tratamiento de otros tipos de cáncer. La edad es un factor de riesgo que no se puede controlar, dijo el Dr. Villalona-Calero. Alrededor de dos de cada tres personas diagnosticadas con la enfermedad son mayores de 65 años.

Las etapas de la enfermedad

Para propósitos de tratamiento, el cáncer de pulmón microcítico está dividido en dos etapas: la etapa limitada y la etapa extensiva. “En la etapa limitada, el cáncer está confinado a un hemitórax ya que depende de un campo de radiación para poder tratar toda la enfermedad”, explicó el Dr. Villalona-Calero. “La etapa extensiva indica que el cáncer se ha regado al otro lado del pecho o a otros lugares más distantes del cuerpo, tales como el hígado, las glándulas suprarrenales, los huesos o el cerebro.

La detección del cáncer

El cáncer de pulmón microcítico o de células pequeñas es difícil de detectar temprano porque típicamente no causa síntomas hasta que no está en una etapa avanzada. “Los síntomas están usualmente relacionados con la propagación de la enfermedad”, dijo el Dr. Villalona-Calero. “Por ejemplo, las convulsiones pueden indicar que el cáncer ha hecho metástasis al cerebro, y el dolor en los huesos puede ocurrir si la enfermedad se ha regado a los huesos”.

A veces los síndromes paraneoplásticos pueden ser los primeros síntomas del cáncer de pulmón, añadió el Dr. Villalona-Calero. Estos síntomas ocurren cuando una sustancia parecida a una hormona, emitida por los pulmones entra al torrente sanguíneo y causa problemas con los tejidos y los órganos distantes, aunque el cáncer no se haya regado a esas regiones.

Los pacientes con un historial de fumar deben hablar con sus médicos acerca de hacerse una evaluación para el cáncer de pulmón. Baptist Health ofrece un Programa de Evaluación de Cáncer de Pulmón para pacientes con alto riesgo para desarrollar la enfermedad. La evaluación por tomografía computarizada (CT) de dosis baja puede detectar el cáncer de pulmón en sus primeras etapas – antes de que surjan los síntomas – cuando las tasas de supervivencia son mejores.

Opciones de tratamiento

Aunque el cáncer de pulmón microcítico es una enfermedad agresiva, este responde bien a la quimioterapia inicial y a la radioterapia en su etapa limitada. “Seis de cada 10 pacientes experimentarán una reducción del tumor: dijo el Dr. Villalona-Calero. Los pacientes con cáncer de pulmón microcítico extensivo también pueden ser tratados con quimioterapia. Las metas del tratamiento son de aliviar los síntomas, mantener la calidad de vida y prolongar la supervivencia del paciente con quimioterapia.

Los pacientes diagnosticados con cáncer de pulmón microcítico o de células pequeñas discutirán la etapa de su cáncer y sus opciones de tratamiento con un equipo de atención compuesto por un oncólogo médico, un oncólogo de radiación, un neumólogo y un médico de atención paliativa. Otros especialistas en oncología que estarán involucrados en el plan de atención incluyen asistentes médicos, enfermeros practicantes y enfermeros, terapistas respiratorios, especialistas en nutrición y trabajadores sociales.

Pronóstico: Los ensayos clínicos ofrecen esperanzas

El cáncer de pulmón microcítico en un cáncer recalcitrante – un cáncer con una tasa baja de supervivencia a los cinco años. El Recalcitrant Cancer Act, que fue aprobado por el Congreso de los Estados Unidos en el 2012, reconoce que tienen que ser asignados más recursos dedicados para encontrar una cura para el cáncer de pulmón microcítico.

“Hemos progresado menos con esta enfermedad en los últimos 30 años en comparación con otras enfermedades” dijo el Dr. Villalona-Calero, quien es reconocido por su trabajo de investigación en el campo del cáncer de pulmón, en particular en el área de las terapias en desarrollo – el desarrollo de medicamentos nuevos y más eficaces para el tratamiento del cáncer. “Los ensayos clínicos en áreas tales como la inmunoterapia ayudarán a identificar nuevos y mejores tratamientos para el cáncer de pulmón microcítico”.

 

 

Publicidad