El Instituto del Cáncer



La directora del Instituto Nacional del Cáncer denunció que ese hospital está a punto de colapsar a causa de las tarifas de miseria que aplican las administradoras de riesgo de salud, lo que obliga a la institución a subsidiar gran parte del costo de los procedimientos quirúrgicos y medicamentos.

Tan difícil es la situación de precariedad económica que padece ese centro de referimientos, que la doctora Catalina González Pons teme que a la vuelta de unos años se produzca su cierre.

Ese es un hospital con infraestructura moderna y dotada de equipos de última generación que requiere una subvención mayor del gobierno y un trato justo en sus relaciones con las ARS para poder cumplir con el compromiso de ofrecer un servicio eficiente a pacientes aquejados de cáncer.

Para que se tenga una idea del drama económico que padece esa institución, su directora señala que el tratamiento para el cáncer uterino, segunda causa de muerte en mujeres, tiene un valor aproximado de 50 mil pesos por paciente, pero el seguro médico solo paga RD$10,000.

Se requiere que el Ministerio de Salud Pública y el Servicio Nacional de Salud asuman con urgencia el padrinazgo del Instituto Nacional del Cáncer, y que las administradoras de Riesgos de Salud cesen en su afán de lucrarse más de la cuenta a costa de ese hospital y de sus pacientes.

Promoción de comercio

El canciller Miguel Vargas Maldonado anunció la puesta en marcha de un programa de capacitación al personal del servicio exterior con el propósito de dotarlo de las herramientas técnicas necesarias para que promuevan la oferta exportable nacional y procuren atraer inversión extranjera.

Diplomáticos y cónsules no parecen tener la más mínima idea de que la promoción de comercio y negocio forma parte esencial de sus deberes y obligaciones, por lo que la iniciativa de la Cancillería, junto al Centro de promoción de Inversión y Exportación (CEI-RD) y de la Asociación de Exportadores (Adoexpo), resulta oportuna y necesaria.

También que se reclama que autoridades y el sector productivo diversifiquen el contenido de la canasta exportadora nacional, así como la ampliación de sus destinos, para lo cual se requiere también de la elaboración de estudios de mercados y revisión de los acuerdos de libre comercio. Se hace tarde.

Síguenos en nuestro canal de videos:
Publicidad