El Salvador investiga desvío para fines electorales

El Fiscal General, Douglas Meléndez


SAN SALVADOR, (AP).- El Ministerio Público de El Salvador investiga el desvío de diez millones de dólares de fondos donados por Taiwán que habrían sido usados para pagar parte de la campaña electoral del partido en el gobierno.

El Fiscal General, Douglas Meléndez, informó el jueves que la operación habría ocurrido durante la gestión del expresidente Mauricio Funes para pagar presuntamente parte de la propaganda que en las últimas elecciones llevaron al poder al actual mandatario, Salvador Sánchez Cerén.

Aunque el monto total de la donación -originalmente prevista para proyectos de la cancillería salvadoreña- ascendía a 38 millones, Meléndez explicó que parte de esa cantidad pudo haber ido a parar a la presidencia.

Según detalló en un programa de entrevistas de la televisión local, pareciera que diez de los 38 millones “fueron sacados y tirados a Casa Presidencial”. Cuando se le preguntó si ese dinero habría sido usado por el Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN) para la campaña electoral, respondió: “por supuesto que ellos estaban allí”.

El fiscal agregó que el excanciller y candidato presidencial del FMLN para las elecciones de 2019, Hugo Martínez, ha estado siendo interrogado en la Fiscalía sobre esos fondos “porque él los pasó a Casa Presidencial” y dijo que ya se indaga “qué fue lo que se pagó con esos fondos que no debieron salir de Relaciones Exteriores”.

El fiscal además destacó la reciente condena a diez años de prisión y el pago de más de 260 millones de dólares al expresidente Tony Saca y afirmó que “con estas investigaciones hemos demostrado que nadie tiene corona en este país. Nadie está sobre la ley. Hemos abierto indagaciones donde nadie se atrevió”.

El expresidente Funes, que gobernó el país de 2009 a 2014, varios de sus exfuncionarios y familiares están acusados de participar en actos de corrupción mediante los cuales se quedaron con fondos del Estado por 351 millones de dólares.

En noviembre de 2017, un tribunal civil condenó a Funes por enriquecimiento ilícito y le ordenó devolver el dinero al Estado. En la misma resolución la Cámara Segundo de lo Civil condenó a su hijo, Carlos Mauricio Funes Cañas, por el mismo delito e inhabilitó a Funes para ocupar cargos públicos por los próximos diez años.

Funes, su actual pareja sentimental Ada Mitchelle Sigüenza Guzmán, y sus dos hijos se encuentran en Nicaragua donde recibieron asilo político del gobierno del presidente Daniel Ortega.