En Zimbabue se preguntan si nuevo presidente será distinto

Emmerson Mnangagwa


JOHANNESBURGO, Sudáfrica, (AP).- El que será el nuevo presidente de Zimbabue Emmerson Mnangagwa, mejor conocido como “El Cocodrilo”, es visto como un político inteligente y despiadado, lo que hace que muchos se pregunten si será capaz de llevar el tan anhelado cambio que el país pide.

“Estamos siendo testigos del inicio de una democracia nueva y abierta”, anunció el miércoles el político de 75 años en su regreso al país, dos semanas después de que su despido condujera a la caída del que fue su mentor durante mucho tiempo, Robert Mugabe.

Aun con el mensaje de inclusión, los ciudadanos de Zimbabue notaron que Mnangagwa hizo su primer discurso público afuera de las oficinas del partido gobernante ZANU-PF y elogió al partido.

Los zimbabuenses se preguntan si “El Cocodrilo” será adecuadamente independiente del partido para revivir la deteriorada economía y para restaurar la democracia con el apoyo de la oposición y otros grupos.

El partido gobernante ha comprobado que protege a los suyos y aseguró que Mugabe no sería enjuiciado si renunciaba al cargo. El jefe del ZANU-PF Lovemore Matuke comentó a The Associated Press que Mugabe “está a salvo, su familia también y su estatus como héroe de este país está asegurado”.

El jueves, el partido opositor MDC-T dijo que no había sido invitado a la investidura de Mnangagwa el viernes por la mañana en el estadio con capacidad para 60.000 personas. Esto luego de que el MDC se unió al operativo para remover a Mugabe al apoyar la moción en el Parlamento para enviarlo a juicio político.

El notable ascenso al poder de Mnangagwa, desde que fue destituido como vicepresidente y huyó del país, hasta ser el nuevo mandatario de Zimbabue, fue logrado en gran parte por la labor de los militares, quienes pusieron a Mugabe bajo arresto domiciliario, y a los legisladores del partido ZANU-PF que introdujeron los procedimientos para el juicio político.

Publicidad