El Ministerio de Defensa incorpora 900 soldados a la vigilancia de la frontera, los cuales, según afirmó el ministro Rubén Paulino Sem respetarán los derechos humanos de los inmigrantes.


Otras galerias: