Más de 10 mil policías y soldados fueron enviados a las calles para enfrentar la delincudncia, que el presidente Danilo Medina admitió se ha desbordado nuevamente.


Otras galerias: