Francisco Álvarez “Esto es bien especial”



SAN PEDRO DE MACORIS. “Este es un momento muy grande para mi persona y mi familia. Ser inmortalizado en mi provincia habla por sí solo del valor que le han dado a mi carrera”.

La reacción fue del ex boxeador amateur y profesional Francisco Álvarez, una de siete personalidades que fueron inmortalizados el pasado domingo por el Salón de la Fama de Deportistas Petromacorisanos.
Álvarez, el primero en ser posesionado como inmortal en el Décimo Ceremonial celebrado en el Salón Don Francisco Comarazamy de la Alcaldía Municipal, dijo que el reconocimiento tiene un significado especial en el resto de su existencia.

Junto con “Nenén” Álvarez, el Salón de la Fama exaltó a dos medallistas de oro, plata y bronce representando al país en eventos oficiales y propios de sus deportes, como la pesista Miosotis Heredia y la ex basquetbolista Wanda Peguero. Además, fueron entronizados Luis Velásquez, en béisbol aficionado, los ex peloteros peloteros profesionales Armando Benítez y Luis Castillo, además de Juan Niemen, elevado en la categoría de propulsor.

Álvarez está considerado como uno de los mejores boxeadores del país de su generación y tal vez el más dominante en el peso mosca, de acuerdo a los expertos.

Realizó más de 32 peleas en el boxeo profesional y ganó 23 con ocho triunfos por la vía del nocaut, después de desarrollar una fructífera carrera en el campo de aficionados.

“Vamos a recordar este momento para toda la vida que nos queda por medio. Es un momento grato y muy especial y créanme que lo voy a disfrutar al máximo con la familia”, aseguró.

Además de su exaltación, Francisco Álvarez ponderó la inmortalización hecha a Wanda, Heredia, Castillo, Benítez, Velásquez y Niemen. El X Ceremonial fue dedicado a la Cámara de Comercio y Producción Incorporada de San Pedro de Macorís, cuyo reconocimiento fue recibido por sus directivos Miguel Angel Reyes, presidente; Ramón Leonardo, vicepresidente, la secretaria general Angela Corporán y el vocal Ruddy Bonaparte.

Las enseñanzas de Héctor Marchena convirtieron al peleador de las 112 libras (51 kilogramos) en uno de los mejores pugilistas de su época, dentro de su división. En el campo profesional realizó 32 combates, ganando 23, con ocho derrotas y un empate.

Álvarez Rosario comenzó a descollar en los Juegos Nacionales celebrados en el Distrito Nacional del 12 al 18 de octubre de 1977, al coronarse campeón. Repitió la medalla de oro en los Nacionales de San Francisco de Macorís 79.

Esa actuación le mereció ser integrado a la selección Nacional superior y como miembro de Fuerza Aérea Dominicana, institución a la que le dio múltiples medallas en los Juegos Deportivos Militares.

Además, Nenén Álvarez fue en varias ocasiones un exitoso campeón nacional de su categoría. En 1983, durante los Juegos Nacionales de San Pedro, Álvarez, se lució ante su público y la familia ganando la medalla de oro. Rafael de la Cruz fue su edecán.

Participó en el XII Campeonato Centroamericano y del Caribe, celebrado en nuestro país, en el Palacio de los Deportes Virgilio Travieso Soto del 28 de septiembre al 4 de octubre 1981, obteniendo la medalla de oro y derrotando al cubano Pedro Reyes, cuando el país le quitó un invicto de 12 años a la selección de Cuba.

Las frases

“Voy a disfrutar esto por el resto de mis días”

Francisco Álvarez, para coronar su labor de gran boxeador olímpico, obtuvo medalla de oro en el Torneo Mundial Militar, celebrado en el mes de junio del año 1981
en Jacksonville, en los Estados Unidos.

Las enseñanzas del maestro Chichí Marchena convirtieron al peleador de las 112 libras (51 kilogramos) en uno de los mejores de su época en esa categoría. Como profesional realizó 32 combates, ganó 23, ocho derrotas y un empate.