Guatemala: miles de efectivos protegen al presidente Jimmy Morales

Guatemala, miles de efectivos protegen a presidente


CIUDAD DE GUATEMALA, (AP).- Miles de policías y al menos medio centenar de militares fuertemente armados custodiaron el miércoles al presidente guatemalteco Jimmy Morales y a diputados mientras participaban de una sesión solemne en el Congreso para celebrar un nuevo aniversario de la independencia en medio de manifestaciones.

La policía mantuvo cercados desde la madrugada tanto el Congreso como el Palacio Nacional de la Cultura, sede del gobierno. Horas después decenas de soldados armados con fusiles M16 que incluían lanza granadas se apostaron en los alrededores del Parlamento.

El vocero del ejército Oscar Pérez restó importancia al despliegue de efectivos y dijo que correspondían al “tercer anillo de seguridad del presidente”. Sin embargo, el movimiento fue criticado por activistas, especialmente en las redes sociales, que los consideraron desproporcionado.

Desde hace tres días se realizan protestas en varios puntos del país en reclamo de la renuncia de Morales y de los diputados, a los que los manifestantes acusan de corruptos.

Gilder Guzmán, líder de CODECA -la organización campesina más grande del país- dijo a periodistas que “era una represión exagerada”.

“Venimos a manifestar pacíficamente, no venimos a provocar… estamos hartos de las injusticias y el abuso de poder que están haciendo las autoridades”, dijo Guzmán.

Para el analista político Manuel Villacorta la presencia excesiva de efectivos de las fuerzas de seguridad fue innecesaria. “Morales pretende generar una imagen política apuntalada por la fuerza bélica, es un error grave. Va en contra del modelo democrático vigente en occidente, genera un recuerdo nefasto vinculado a nuestro pasado conflicto armado interno”, dijo a The Associated Press y agregó que Morales es un presidente “que renuncia al modelo de gobernabilidad democrática evidenciando su simpatía por el autoritarismo”.

Dentro del hemiciclo los discursos cargados de nacionalismo, religión y conservadurismo fueron escuchados por poco más de la mitad de los diputados, pues muchos resolvieron no acudir a la celebración.

“Las grandes naciones se construyen en el respeto y la protección fiel, por sobre todas las cosas, a su soberanía”, dijo Morales en su discurso y agregó que “puedo ver desde la invocación a Dios en nuestra constitución política qué eso es lo que nos une a los guatemaltecos: la fe”.

El presidente del Congreso, Álvaro Arzú Escobar, dijo que existe un ataque sistemático a las tradiciones de familia que se “están viendo vulneradas con ideologías de moda como la ideología de género” y añadió que “las amenazas a la independencia y libertad son constantes”.

Morales enfrenta lo que los analistas han llamado “una crisis de gobierno” desde hace varias semanas debido a su decisión de no renovar el mandato de la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (CICIG) y la prohibición de ingreso al país del titular de ese organismo, Iván Velásquez.

La CICIG y la fiscalía han liderado desde hace 11 años la lucha contra la corrupción en el país e incluso han intentado investigar al mismo Morales por el delito de financiamiento electoral ilícito del partido que lo llevó al gobierno en 2015.