Ignoran procedencia arma se “mató” vigilante

Antonio Polonia Bueno
Antonio Polonia Bueno


SANTIAGO. Los tres agentes policiales que son investigados con relación al “suicidio” del vigilante Antonio Polonia Bueno, en la sede de esa institución aquí, insisten en ignorar la procedencia del arma con que alegadamente se habría disparado, al tiempo de ratificar que él se quitó la vida.

Por el caso son interrogados el mayor Genny Halcón Veras, primo del guardián privado y los rasos Maikel Díaz y Dioneyvi Valdez Florentino. Minutos antes del hecho Polonia Bueno había admitido a la prensa que formó parte de la banda que el sábado 23 de junio asaltó la sucursal de agente de remesas y cambio Vimenca, en el centro de esta ciudad, de donde cuatro personas se llevaron más de 11 millones de pesos.

Esta mañana se supo que las autoridades judiciales y policiales que investigan el alegado suicidio del hombre esposado, decidieron que técnicos en la materia realizaran los estudios correspondientes a fin de determinar la trayectoria de la bala homicida, ante la posibilidad de que Polonia Bueno no se haya suicidado y que desde una corta distancia alguien le haya disparado.

A media mañana de este martes la fiscal Luisa Liranzo dio a conocer que los investigadores realizan otras diligencias, a fin de esclarecer el caso lo más pronto posible.

La fiscal Liranzo dirige personalmente las averiguaciones, en las que también participan los generales Rafael Cabrera Sarita y Héctor García Cuevas, inspector general y director de asuntos internos de la Policía, respectivamente.

El lunes la Dirección Cibao Central de la Policía admitió que los agentes que custodiaban a Polonia Bueno fallaron en el protocolo que debieron ejecutar mientras estuvo bajo su responsabilidad, como fue el esposarlo con las manos hacia delante, cuando lo recomendable es colocárselas hacia la espalda.