¿Iguales ante la ley?



La sociedad dominicana ha estado convulsionada por distintos hechos, pero todos guardan el elemento común de la baja o poca importancia con la aplicación de la ley. O dicho de otra manera, en República Dominicana no se aplica el principio de la igualdad de todos ante la ley.

Desde el gobierno, lo vemos con el caso Odebrecht, cuando el Procurador General de la Republica decide no investigar Punta Catalina, o cuando decide no incluir a determinados funcionarios en el referido expediente.

Pero Odebrecht es apenas la punta del iceberg de lo que es la impunidad. Lo mismo ocurre con el caso de los Super Tucanos. En ambos casos, no están todos los que son ni son todos los que están. Lo interesante es que, mientras todo esto ocurre, en el Congreso, controlado por el PLD, se decide no designar una Comisión Especial sobre el caso Odebrecht, Joao Santana y los pagos hechos por el gobierno.

Como paradoja, se usa el escenario de la Cámara de Diputados, para el caso de las Mochilas de Yomaira Medina, Diputada del PLD. No se puede olvidar el hecho de que ella es hermana del presidente Danilo Medina, lo que le obliga a redoblar sus esfuerzos para evitar caer en situaciones de cuestionamiento a la integridad de sus actos. Es imposible no deslindar el hecho de que mochilas del Ministerio de Educación fueron utilizadas por la Fundación de su propiedad, y ninguna autoridad investiga este hecho.

La Procuraduría no asume su responsabilidad de investigar la corrupción

El Ministerio de la Juventud es otro caso de corrupción sin sanción. Si fuese en otro país, con fuerte institucionalidad, ya se hubiese abierto la investigación correspondiente en todos estos casos.
Pero lo grave es que no solamente es en el terreno de los actos oficiales en el que se aprecia la poca importancia que se le da a la ley.

Recientemente, la sociedad fue impactada por la muerte de Andrea Celea y se sindica a Gabriel Villanueva Ohnona por el lamentable hecho. No solo es otro feminicidio que se suma a los mas de 40 feminicidios que van en este año, sino que es evidente el abuso de poder perpetrado por sus relacionados sobre la base de sus influencias con el poder político.

Catorce años del PLD en el poder han servido para que el principio de la igualdad de todos ante la ley sea un simple pedazo de papel. El cambio va en 2020, y comienza con el rescate de la ley y su aplicación, caiga quien caiga.