Insisten se paraliza indagatoria asesinato

DSC_0041


Las presiones de la Iglesia católica a las autoridades policiales y del Ministerio Público y su recomendación al padre Elvin Taveras Durán de que sólo hable en presencia de un juez, tienen estancada las investigaciones sobre el asesinato del exmonaguillo, Fernelis Carrión Saviñón, de 16 años, afirmó este martes una fuente oficial.
El informante señaló que “estamos en cero, no tenemos nada en las manos, y la responsable de esa paralización es la Iglesia católica por bajar línea al padre de que no hable ni se incrimine en nada”.
El oficial policial enfatizó que el único que puede arrojar luz al caso es el religioso, porque puede decirles a los investigadores dónde arrojó el martillo, el o los cuchillos y la funda con que fue asfixiado el menor, muerto por el religioso por extorsión y amenazar con divulgar fotos y vídeos, sosteniendo pedofilia con él si no le entregaba dinero.
La fuente rebeló, además, que los resultados de la autopsia arrojaron que en el crimen de Carrión Saviñón se usó más de un arma blanca, “pero esos detalles la Iglesia pidió a la Policía y a la Fiscalía de la provincia Santo Domingo, que no se dieran a la luz pública hasta que no se conozca la audiencia al sacerdote”.
El estudiante desapareció el 4 de agosto, luego de abordar un taxi con destino a la casa curial de la iglesia Santa Cecilia, de Hainamosa, Santo Domingo Este, en la calle Padre Aula, número 7, del sector Los Rosales, donde iba a reunirse con el cura, quien le entregaría al menor 80 mil pesos para que borrara las evidencias de su celular y guardara silencio.
Empero, Carrión Saviñón no retornó a su casa y fue declarado desaparecido, tras lo cual su cadáver fue encontrado el sábado 5 en horas de la tarde en un matorral del Batey Yabacao, entre los municipios de Bayaguana y La Victoria, con golpes en la cabeza, producto de dos martillazos, varias puñaladas en la espalda y el pecho, la garganta cortada y asfixiado, según el parte médico.
Los investigadores dicen que el sacerdote para cometer el crimen no actuó solo y sostienen que “todos los indicios arrojan que sus cómplices son otras dos personas”.
Según las investigaciones, el padre Taveras Durán, de 41 años, conoció a Carrión Saviñón en el 2013, y de desde ese entonces practicaba pedofilia.
Los investigadores indican que un asesino no utiliza más de un arma para perpetrar su crimen, y en el caso del exmonaguillo hay dos armas blancas, un martillo y una funda, además el cuerpo fue trasladado en un carro, envuelto en una sábana y trasladado muy distante de donde ocurrió el hecho.
“Los investigadores sospechan que el padre lo que está es protegiendo a alguien más, y por eso la Iglesia no quiere que hable, pero vamos a continuar indagando hasta aclarar el hecho”, apuntó.

Síguenos en nuestro canal de videos:
Publicidad