Iván Nova será ejemplo jóvenes de Pittsburgh

Síguenos en nuestro canal de videos:

BRADENTON, Florida.- Cuando el receptor Francisco Cervelli vio al grandulón derecho Iván Nova dando vueltas en el camerino el día en que los lanzadores y los receptores se reportaron para sus exámenes físicos en Pirate City, despertó su memoria. Hace una década, cuando Nova y Cervelli eran bisoños en el campamento de los Yankees de Nueva York, Nova seguía al veterano zurdo Andy Pettitte por todas partes.

Donde quiera que iba Pettitte, el cinco veces campeón de la Serie Mundial, Nova iba. El chico de 6 pies 5 pulgadas de San Cristóbal, República Dominicana, buscaba grandeza, por lo que seguía sus pasos.

“Ese era su mentor”, dijo Cervelli esta semana. “Ese era su veterano. Creo que lo que aprendió allí en Nueva York, puede hacer lo mismo aquí. Él va a ser el tipo para los chicos jóvenes”.

Nova, acabado de cumplir 30 años, es el ciudadano mayor en la rotación de los Piratas. El 22 de diciembre, después de una agencia libre tranquila, volvió a firmar con los Piratas mediante un contrato de tres años por valor de 26 millones de dólares. Había otras ofertas en la mesa, insistió Nova, pero su prioridad principal era regresar a Pittsburgh.

“A veces puedes salir por allí y jugar más dinero”, dijo Nova, “pero a veces no te sientes tan feliz como me siento aquí. Elegí ser feliz aquí y no ir a otro lugar”.

Para Nova, eso le ofreció la oportunidad de continuar con su éxito de final de temporada – él tuvo una efectividad de 3.06 y 52 ponches contra tres caminatas en sus 11 aperturas finales- y jugando en un estadio de béisbol de ofensiva. Para los Piratas, el acuerdo fortaleció la rotación con el experimentado abridor que deseaba el dirigente Clint Hurdle.

Después que los Piratas adqirieron a Nova en julio, enviando a cambio dos prospectos a Nueva York, Cervelli se alegró de reunirse con su amigo y ex compañero de equipo. Las noticias de la re-firma fueron bien recibidas.

“Cuando escuché eso, yo fui el hombre más feliz”, dijo Cervelli. “Nada de lo que vi el año pasado me sorprendió. Estaba pidiendo por él desde hace mucho tiempo. Él lució confiado. Se veía cómodo. En el montículo, no le preocupaba si lo iban a sacar.

EL DATO

En Tampa

Nova firmó con Nueva York en 2004 y jugó parte de siete temporadas para los Yankees, pero este no es su primer entrenamiento de primavera lejos de sus instalaciones de Tampa, Florida. En 2009, Nova acampó con los Padres de San Diego.

Publicidad