Joan Báez, la voz más alta de la paz

25_Semana_19_2,p01


Con 76 años que han arrugado su piel, pero no su voz ni su alma, Joan Báez, la eterna pacifista que arriba a los 58 años de carrera artística, aún anda guitarra en mano subvirtiendo el silencio, cantando a la paz y a la esperanza, dando gracias a la vida, rememorando sus sueños y nostalgias, que nacieron con la similitud del pino que ha crecido sin parar hasta el cielo, desafiando vientos y tempestades.

Con apenas 18 años, en 1959, presagiando desde el norte lo que sería la trova latinoamericana, debutó con su guitarra y su potente voz que cautivó a miles de estadounidense que le siguieron desde el inicio de su dilatada carrera artistas, y que bautizaron como la reina de la canción de protesta, la voz más alta contra las guerras y por la paz del mundo.

Su carrera comienza en Boston, donde consiguió una gran repercusión con su actuación en el Newport Folk Festival de 1959.

Como resultado de este concierto, grabó su disco de debut, titulado “sólo con su nombre”, compuesto por 13 canciones tradicionales, algunas de ellas baladas infantiles.

“Joan Chandos Baez, nació en Staten Island, Nueva York, Estados Unidos, el 9 de enero de 1941, mejor conocida como Joan Báez, es una cantante, compositora y activista estadounidense, cuya música folk contemporánea incluye canciones de protesta. Caracterizada por una voz potente, aguda, próxima a la de una soprano, y con un vibrato controlado para potenciar la dramatización, es una de las mayores figuras de la canción social surgida en los años sesenta, al calor de la Guerra de Vietnam”.

Hija del conocido medico y físico mexicano Albert Baez, inventor del microscopio de rayos X, quien rechazó trabajar por principios en el desarrollo de la bomba atómica.

A sus 76 años Joan sigue siendo el rostro más popular en los Estados Unidos de la música protesta contra las dictaduras. Lideró actos políticos, como la Marcha sobre Washington de 1963 por los derechos civiles junto a Martin Luther King.

La vida de esta singular artista transcurrió en los campus de diversas universidades. En Boston aprendió a tocar la guitarra, y cantó asiduamente en el Cabo 47 de Cambridge. Su extraordinaria voz, que acompañó en sus inicios con simples y eficaces acordes de guitarra, eran los rasgos distintivos de un estilo que se popularizó tras su actuación de 1959 en el Newport Folk Festival y la grabación de su primer disco, Joan Baez, en 1960.

Aprovechando su naciente fama y el enorme reconocimiento internacional, la cantante se llevó de la mano a Bob Dylan, muy joven, con quien tuvo por dos años una relación sentimental. Lo promovió y presentó en sus conciertos, cantando a dúo, convirtiéndose en un verdadero adalid de la paz.

Lo inspiró y le señaló el camino del arte. Pero Dylan, el más reciente Premio Nobel de Literatura, empieza a mostrar su gran talento como compositor, con expresivas frases para sus canciones que trascendieron cualquier frontera.

En la Navidad de 1971 Joan Baez viajó a Hanoi, entonces capital de Vietnam del Norte, y en medio de los bombardeos grabó en vivo su disco más conmovedor, ¿Where are you now, my Son? (¿Dónde estás ahora, hijo mío?) con las bombas cayendo y el llanto de la gente plasmados en el álbum musical.
El autor es periodista e ingeniero.