“La nueva musa de blanco” de Luis Domínguez



Creaciones únicas y sofisticas, llenas de detalles y emociones, realzando la personalidad y la belleza de cada novia, haciéndolas sentir especiales en su día, así son las piezas del llamado “Rey de las novias”, Luis Domínguez.

En esta ocasión el reconocido diseñador dominicano presenta una exquisita campaña denominada “La nueva musa de blanco” en la que cuenta la historia de una diosa de blanco que se encuentra atrapada en una época a la que no pertenece, una mujer con proporciones esculturales y de una belleza sin tiempo.

“Esta nueva propuesta nos muestra una mujer increíblemente sexy, pero a la vez sencilla, sin muchos artilugios ni recamada en encajes. Apostamos a la tendencia de las transparencias sin mostrar más de lo adecuado y las líneas simples, sin mucho volumen en las faldas las cuales son creadas con tejidos cómodos que no arrugan”, explicó durante una entrevista con Qué Pasa!

Agregó que su inspiración nace del período helénico, el cual despierta los sentidos de curiosidad por las formas sensuales y sutiles. Donde las diosas y su imagen delicada, pero a la vez imponente, nos inspiró a crear siluetas llenas de glamour para una novia audaz.

La imagen de esta propuesta es la ex reina de belleza Eva Arias, por lo que al cuestionar al diseñador la elección, explicó que “Eva representa perfectamente lo que una diosa helénica reflejaba, tiene un cuerpo escultural de proporciones casi surreales y un garbo innato”.

Reto

Como todo diseñador Luis tiene grandes retos que enfrentar al momento de crear sus piezas, pero ¿Cuál es el mayor de todos?

“El poder interpretar exactamente lo que sueña cada novia es el mayor reto, pues todas imaginan el vestido más hermoso de sus vidas y es mi trabajo plasmar en un dibujo cada detalle exactamente como lo imaginaron, pero aún más es el reto de llevarlo a la realidad, pues es ahí donde están mi creatividad y dotes como diseñador puestos a prueba”.

Agregó además que es imprescindible que un vestido lleve el sello personal de la novia, pero con la sensibilidad y acabado profesional del diseñador. “No tiene que llevar el tejido más caro ni la mayor cantidad de yardas, sino los detalles precisos para ser único y exclusivo para cada novia.

Pero sin lugar a dudas lo que llevan nuestros vestidos son el efecto wao! que deslumbra a todos al ver nuestras novias”.

Publicidad