La Oisoe otra vez

OISOE


La controversial Oficina de Ingenieros Supervisores de Obras del Estado (Oisoe) vuelve sobre el tapete con el reconocimiento que le hace el Gobierno al aumentarle el presupuesto para 2018, a pesar de tener menos trabajo asignado.

El contraste de una entidad que ha estado en el centro de diferentes escándalos por incumplimiento o la construcción de obras sobrevaluadas o con vicios ha generado protestas de entidades tan bien acreditadas como la Fundación Institucionalidad y Justicia (Finjus). Y con el historial de la Osioe el caso no es para menos.

Tras el escándalo del contratista que acorralado por las presiones de funcionarios que lo extorsionaban se suicidó en un baño de la dependencia, diferentes sectores han reclamado la eliminación de la Oisoe.

Pero antes que acoger el reclamo el Gobierno la ha legitimado con un incremento del presupuesto que, para colmo, contrasta con la reducción del número de obras asignadas para el año entrante. Al menos en el papel.

Publicidad