La policía británica denuncia sus nefastas condiciones por visita de Trump

policia-britanica-efe


Londres, (EFE).- La policía británica denunció hoy las “inadmisibles condiciones” en las que muchos de sus agentes se están viendo obligados a dormir con motivo de la visita del presidente estadounidense, Donald Trump, al Reino Unido.

Unas fotografías difundidas hoy por el presidente de la Federación de la Policía en Hampshire, John Apter, muestran un pabellón deportivo repleto de filas de colchonetas y sacos, en los cuales estarían durmiendo los agentes encargados de cubrir la visita oficial del líder republicano, que llegará al aeropuerto londinense de Stansted.

“Los prisioneros detenidos anoche habrán tenido un mejor alojamiento que los policías que se aseguran de que la visita presidencial transcurra sin incidentes.

El Consejo Nacional de Jefes de Policía (NPCC, por sus siglas en inglés) que habla sobre el bienestar de su gente debería analizarlo detenidamente. Esto no es aceptable”, publicó Apter en su cuenta de Twitter. Según el agente, “los policías están lidiando con una gran presión. A muchos de ellos se les han cancelado sus días libres, están trabajando más horas por turno y esto es solo la punta del iceberg. ¿De verdad les importa todo esto a los jefes?”, manifestó.

Por su parte, el tesorero adjunto de la Federación de la Policía en Inglaterra y Gales, Simon Kempton, informó de que se espera que 300 oficiales duerman en el gimnasio sin agua caliente y con acceso restringido a comida caliente. “A estos agentes se les ha pedido que dejen a sus familias para viajar a otra parte del país y ayudar a proteger a la ciudadanía y al presidente. Lo único que esperan a cambio es ser tratados con algo de dignidad y respeto”, declaró Kempton.

De acuerdo con el oficial, los policías solo pueden dormir “entre tres y cuatro horas” en esas condiciones, tras lo cual deben enfrentarse a turnos de quince horas. Tras hacerse públicas las imágenes, una portavoz del NPCC aseguró que la policía de Essex está trabajando “a toda velocidad” para resolver este asunto.

“Algunos de los alojamientos mostrados hoy no son aceptables y están por debajo de los estándares para este tipo de operaciones”, reconoció. Con motivo de la visita del mandatario estadounidense y de las manifestaciones programadas por la misma, el Reino Unido llevará a cabo un despliegue de agentes nunca visto desde las protestas de 2003 por la guerra de Irak.

Se estima que el operativo, en el que están implicados policías de todos los puntos del país, tenga un coste superior a los 10 millones de libras (11,3 millones de euros). EFE