Libros y lecturas



El periodismo ético
Título: Periodismo, cuando la verdad no sea distorsionada
Autor: Carlos Nina Gómez
Género: ensayo/compilación artículos
Corrección: Luis Fernández
Portada: 3 Monos Taller Gráfico
Diagramación: Leticia Rodríguez Pavón
Impresión: Editorial Búho
Impreso en República Dominicana
Páginas: 310.

El periodismo dominicano tiene exponentes éticos indiscutibles y áreas en las que se debe cuestionar profundamente por la labor tan pobre y tan poco ética de sus hacedores de información y opinión. Atreverse a tocar el tema es igual a poner un dedo sobre una llaga. Y Carlos Nina Gómez lo hace mediante un libro que debería estar siendo leído y estudiado por las y los periodistas y los estudiantes de comunicación.

Carlos Nina Gómez es un activo comunicador, que cree en sus ideas, que ha desarrollado una carrera especializada en deportes y, dentro de ellos, en el boxeo, siendo una de las autoridades en el Deporte (cruel, a nuestro modo de ver, pero con una incidencia total sobre todo en audiencias masculinas, por el carácter obviamente machista de la actividad enguantada en las doce cuerdas.

Pero no es solo eso: como comunicador ha desarrollado una trayectoria de cuestionamiento ético a las presentes y pasadas generaciones periodísticas, llamando la atención sobre la seriedad del compromiso con la verdad y la ética. Nina Gómez ha escrito antes un título similar, pero circunscrito a la prensa del área que cultiva: “Prensa Deportiva Dominicana, su Historia, Capacidades e Ineptitudes”. Nina Gómez, a lo largo de sus más de 300 páginas, resuena muy alto en demanda de elevar la calidad de información, orientación y compromiso del periodismo para con la sociedad.

Editorialmente Nina incluso se arriesga a ofrecer una lista de periodistas éticos, lo cual es un lance atrevimiento en firme porque deja cantidad de nombres sonoros, a pesar del “entre otros” que pone al final de su lista. El libro de Nina Gómez es un grito. Un poderoso llamado a la atención al Colegio Dominicano de Periodistas, al Sindicato Nacional de Trabajadores de la Prensa, al gobierno y a la sociedad, para que preste atención a la virtud y a la crisis de nuestro periodismo.

Es un papel incómodo y crítico del autor como coleccionador de cadáveres éticos, como llamado a hacer un periodismo más profundo.

Le recomendamos mayor cuidado en la edición: hay en el ejemplar que tan amablemente nos envió, algunas páginas repetidas en lugares distintos del libro. No se puede editar con prisa. La prisa es enemiga por naturaleza profesional, de la buen edición. Un error así no tiene justificación cuando se hace un empeño que tiene tan buena portada (la mejor de las que le hemos visto).

Hemos seguido la carrera autoral y lo mejor que tiene es su detallado análisis del boxeo nacional e internacional. A Nina Gómez y le respaldamos en sus proyectos, Usted puede estar o no de acuerdo con la forma expresiva y determinante en que hace sus planteamientos. El es uno que se atreve, con moral suficiente, a levantar su voz ética.