Llueven ofertas para manejo de Refinería

http://img1.elnacional.com.do/image/article/1/209x400/0/5E62C676-31F4-435E-9E05-CC59060E083B.jpeg


El Nacional
La compra por parte del Estado de las acciones de la Shell en la Refinería Dominicana de Petróleos (Refidomsa), por 110 millones de dólares y que deja totalmente en manos estatales la principal importadora de combustibles del país, ha desatado una lucha callada, pero fuerte  entre   grupos de intereses y cabilderos, por el control o la presencia en el consejo de administración de la empresa.

Informes obtenidos dan cuenta de que el presidente Leonel Fernández y los funcionarios del Poder Ejecutivo relacionados con ese sector han recibido “cientos” de ofertas de personas que se consideran en condiciones “técnicas” y sobre todo “morales” para formar parte del selecto grupo de ejecutivos que manejarán la que se entiende quizá sea  la principal empresa del país en cuanto a volumen de negocios, manejo de liquidez y sobre todo rentabilidad.

De las propuestas, se habla incluso de representantes del sector privado que han mostrado su disposición a participar en la administración de la empresa, como una supuesta forma de que toda la balanza no se incline hacia los intereses del Estado.

Las gerencias general y de operaciones, entendidas como dos puestos de mucho poder en cualquier empresa,  en el caso de la Refidomsa desde la fundación de la empresa estuvieron en manos de Shell y hoy día son dos de los puestos más apetecibles en el nuevo esquema.

En lo que se refiere a la presidencia de Refidomsa,  siempre se consideró, debido a la presencia de la Shell, que era un puesto más bien simbólico,  pese a que por el mismo han pasado, en condición de representantes del Estado, personalidades de mucho peso moral y  técnico.

El cargo de presidente de Refidomsa, de acuerdo a las versiones recogidas, se ha convertido en uno de los más apetecibles, al punto, siempre de acuerdo a los mismos informantes,  de que funcionarios que hoy día tienen puestos de importancia en el Gobierno han mostrado su disposición a “sacrificarse” si el presidente Fernández decide que sean sustitutos del ingeniero Rubén Montás, actual presidente de Refidomsa y de cuya capacidad técnica y moral no existen cuestionamientos conocidos.

Incluso, debido a los antecedentes que existen del nivel de salarios e “incentivos” en dependencias estatales donde existen consejos de administración, se comentó que incluso existe una propuesta para que el de Refidomsa sea ampliado, de manera que sea mayor el número de “los sacrificados”.

Sin embargo, de acuerdo las mismas fuentes, existe una corriente al interior del Poder Ejecutivo que da cuenta de que el presidente Fernández se propone, en el caso de Refidomsa, “dar un ejemplo” de lo que debe ser una adecuada administración de una empresa estatal rentable.

Además de ello, debido a la crisis financiera internacional  y a las relaciones existentes con Venezuela, sobre todo por el acuerdo de Petrocaribe, existe sobre Refidomsa una presión relacionada con el manejo de la empresa, para que no exista ningún cuestionamiento a ninguna de las partes.

Las expectativas sobre el manejo de Refidomsa se amplían, debido a la esperanza de diversos sectores de que la adquisición de la totalidad de las acciones por parte del Estado, conlleve una modificación de la fórmula para el cálculo de los precios internos que sea de beneficio para los consumidores.

De todos modos, en el caso de Refidomsa,  aun cuando sea con niveles de discreción poco usuales en nuestro medio, se está librando una lucha de intereses, que deberá culminar con el nombramiento del Consejo de Administración que tendrá a su cargo el manejo de la  multimillonaria empresa.