Los jugadores más completos del 2017 en Grandes Ligas, posición por posición

José Altuve


ESTADOS UNIDOS, Mlb.com.- El astro japonés Shohei Ohtani se dirige a jugar en Grandes Ligas armado con una combinación impactante de lanzador/bateador. Pero el éxito en el mejor béisbol del mundo siempre ha tenido que ver con contar con jugadores que puedan hacer más de una sola cosa.

Lo ideal es contar con un jugador completo.

Compilé una lista de peloteros que tuvieron un desempeño excepcional tanto con el bate como con el guante en el 2017, con un mínimo de 300 visitas al plato y 300 entradas jugando defensa. Está centrada en la Liga Nacional y repleta de jugadores quienes aún siguen con su organización original, a pesar de que el promedio de edad es de casi 28 años.

¿Cuál es el mensaje aquí? Si produces carreras en el plato y las salvas a la defensa, serás la clase de jugador alrededor de quien los equipos comenzarán a armarse, en lugar de pensar en canjearte.

Seis de estos 10 nombres jugaron con escuadras que vieron acción en la postemporada.

 

Catcher: Willson Contreras, Cachorros

El manager Joe Maddon colocó a Contreras en el jardín izquierdo en 24 ocasiones en el año de novato del venezolano (2016) para darle más juego en el lineup. Maddon dejó de hacer eso la campaña pasada, y Contreras se convirtió en uno de los mejores receptores de Grandes Ligas. Armado con un potente brazo y rápido de pies, el joven finalizó en el quinto puesto entre todos los receptores con +7 de DRS (Carreras Salvadas a la Defensa, estadística que muestra las carreras que un jugador ha salvado o ha dejado de salvar comparándola con la media de los jugadores en su misma posición), mientras que ocupó el sexto lugar en OPS (porcentaje de embasarse más slugging) de .855. Mención honorable para el receptor venezolano de los Cerveceros, Manuel Piña, quien finalizó apenas detrás de Tucker Barnhart en promedio DRS y quedó en 16to lugar entre 33 receptores con un OPS de .751.

 

Primera base: Joey Votto, Rojos

Votto tuvo una gran temporada, y sólo los 59 estacazos de Giancarlo Stanton pudieron hacer de éste último el ganador en las votaciones para el Jugador Más Valioso de la Liga Nacional. Votto encabezó a los inicialistas de la Gran Carpa con OPS de 1.032 y finalizó en el segundo lugar con un DRS de +11. Paul Goldschmidt y Anthony Rizzo tuvieron tremendas campañas con el bate y el guante, pero sólo Brandon Belt evitó que Votto fuera el líder en ambas categorías.

 

Segunda base: José Altuve, Astros

Altuve, el flamante JMV de la Liga Americana, estuvo incontenible en la caja de bateo y por encima del promedio en su fildeo, ya que encabezó a todos los intermedistas con OPS de .957 y finalizó en el 14to lugar entre 39 jugadores con un DRS de +3. El gran año del venezolano con el madero (.346, 24 jonrones, 32 bases robadas) fue mejor que el del puertorriqueño Javier Báez, quien fue el segunda base con el desempeño más balanceado (noveno lugar con un OPS de .796, 10mo con un DRS de +5).

 

Campocorto: Corey Seager, Dodgers

El béisbol de Grandes Ligas está repleto de talento en la posición de shortstop, pero Seager fue quien mejor lo hizo con el bate y el guante en su temporada con 23 años de edad. El espigado torpedero ocupó el cuarto lugar con un OPS de .854 OPS y el 5to con un DRS de +10. Otro campocorto en su campaña con 23 años de edad, el boricua Francisco Lindor, finalizó en la quinta posición con un OPS de .842 y en la 9na con un DRS de +5. Su compatriota Carlos Correa encabezó a los torpederos con OPS de .941 y quedó en 13er lugar con un DRS de +4.

 

Tercera base: Nolan Arenado, Rockies

Aquí no hay sorpresa. Arenado ha demostrado ser uno de los mejores antesalistas en Grandes Ligas y prueba de ello fue su OPS de .959 y DRS de +20 en 2017. Ambas cifras fueron las mejores en su posición. Pero, como lo hemos dicho durante años, jugar en Denver siempre beneficia la métrica defensiva del jugador.

 

Jardín izquierdo: Tommy Pham, Cardenales, y Marcell Ozuna, Marlins

Tras comenzar la temporada en Triple-A Memphis, Pham tardó, pero al fin surgió como un gran jugador. Fue segundo lugar entre los jardineros izquierdos con un OPS de .931 OPS y tercero con un DRS de +10. Ozuna, parte del mejor trío de jardineros en Grandes Ligas junto a Stanton y Christian Yelich, finalizó en la tercera posición con un OPS de .924 y segundo con un DRS de +11.

 

Jardín central: Aaron Hicks, Yankees

Seleccionado en la primera ronda por los Mellizos en el 2008, Hicks es el único jugador en esta lista en haber sido canjeado. Fue una pieza valiosa como cuarto jardinero para el manager Joe Girardi la campaña pasada, en la que tuvo WAR (Victorias por Encima del Reemplazo) de 3.9. Hicks quedó en el octavo sitio entre los patrulleros centrales con un OPS de .847 y quinto en DRS con +12, a pesar de haber jugado en solamente 440 2/3 innings en esa posición, 40% menos que Byron Buxton, quien tuvo el mejor promedio DRS con +24. Hicks está proyectado para ser el jardinero central titular de los Yankees en el 2018, ya que Jacoby Ellsbury sería utilizado más como bateador designado.

 

Jardín derecho: Aaron Judge, Yankees

Judge quedó clasificado sólo detrás de J.D. Martínez en OPS y finalizó en la quinta posición en DRS con +9. De no haber sido por él, estaríamos elogiando a Stanton, quien quedó en el cuarto lugar con OPS de 1.007 y en cuarto con DRS de +10. Mookie Betts, quien fue el jardinero derecho más completo en el 2016, y el cubano Yasiel Puig quedaron bien cerca de Judge y Stanton.

 

Pitcher: Jhoulys Chacín, Padres

No existe otro lanzador con las características de Ohtani en la actualidad, pero los pitchers también pueden aportar con su bate y su guante. Y nadie lo hizo mejor en ambos departamentos que Chacín. El venezolano finalizó en el séptimo sitio entre los serpentineros (con un mínimo de 50 visitas al plato) con un OPS de .481 y en tercero (mínimo de 150 innings) con un DRS de +7. Chacín bateó para .222 la temporada pasada, sin recibir una sola base por bolas en sus 61 turnos con el madero. Mike Leake, un contendiente fijo en este departamento, fue el líder con un DRS de +8, pero no tuvo un buen año en la caja de bateo, ya que apenas promedió .170 con OPS de .411.

Publicidad