Manfred: La Nacional estaría más receptiva al designado

El comisionado de Grandes Ligas, Rob Manfred, sonríe en una conferencia de prensa el jueves, 21 de enero de 2016, en Coral Gables, Florida.  (AP Photo/Lynne Sladky)

CORAL GABLES, Florida, EE.UU. (AP) _ Los equipos de la Liga Nacional podrían estar más abiertos a adoptar el bateador designado que en el pasado, aunque los dueños de equipos de Grandes Ligas cerraron dos días de reuniones sin una discusión seria al respecto.

Una merma en la ofensiva y las lesiones de lanzadores mientras bateaban han provocado conjeturas de que la Nacional podría implementar el designado, que ha sido utilizado en la Liga Americana desde 1973.

La semana pasada, el gerente general de los Cardenales de San Luis John Mozeliak dijo que últimamente ha habido más respaldo al bateador designado en la Nacional. Sin embargo, los dueños de equipos no tenían previsto discutir el tema cuando se reunieran esta semana.

“No se ha hablado al respecto”, dijo Joe Torre, jefe de operaciones de Grandes Ligas, al termina las reuniones el jueves. “En realidad no ha habido ninguna conversación (sobre el bateador designado)”.

Eso no significa que no la habrá. El béisbol está en el último año de su convenio laboral entre dueños y jugadores, y el sindicato favorece la expansión del designado porque significaría un aumento en los rosters.

Cualquier cambio al reglamento del designado tiene que ser aprobado en la negociación.

“Hace 20 años, cuando hablabas con los dueños de la Liga Nacional sobre el bateador designado, parecía que uno hubiese hecho algún comentario hereje”, dijo Manfred. “Pero tenemos un grupo nuevo.

Ha habido cambios, y creo que nuestros dueños en general han demostrado que están dispuestos a realizar cambios al deporte que sean buenos para los fanáticos, siempre respetando la historia y las tradiciones del deporte”.

De todas formas, todavía hay resistencia entre los dueños de equipos de la Nacional.

“Nos gustaría seguir fieles al béisbol auténtico”, indicó el director de la junta de los Filis de Filadelfia, Dave Montgomery, quien lleva más de 30 años con el equipo.

Lo más cerca que la Nacional estuvo de implementar el designado fue en 1980, pero la merma en la ofensiva podría motivar a la liga a reconsiderar la idea. Los bateadores de las mayores batearon .254 la temporada pasada, y .251 en 2014, el promedio más bajo desde .244 en 1972. Un año después, la Americana decidió utilizar el designado para aumentar la producción de carreras.

Además, la temporada pasada hubo varias lesiones de lanzadores cuando intentaban batear.

Manfred, que comienza su segunda temporada al mando, cree que ambos lados del argumento tienen sus méritos.

Indicó que hay “cierta pureza” en que todos jueguen con las mismas reglas. De otro lado, indicó que “lo más importante que queda en cuanto a las identidades de cada liga es la diferencia entre el designado o no designado… es un asunto importante en el otro lado de la balanza”.