Miosotis Heredia Es de las pioneras entre las pesistas en la rama femenina



san pedro de macorís. Miosotis Heredia no sólo fue una pionera del deporte de levantamiento de pesas en San Pedro de Macorís, en la rama femenina.

También fue una de las primeras mujeres que ganaron títulos en Juegos Centroamericanos y del Caribe, y medallas en Juegos Panamericanos.

La dueña de una carrera de más diez años como selección nacional, fue inmortalizada el pasado domingo por el Salón de la Fama de Deportistas Petromarisanos.

Ella engalanó la Clase de Inmortales del 2018 exaltada por el Salón de la Fama, en el Décimo ceremonial que se celebró en el Salón Don Francisco Comarazamy, de la Alcaldía Municipal, con el patrocinio del Ministerio de Deportes, Alcaldía Municipal Almacenes Iberia, Central Romana, César Iglesias y CIA, Ferquido, Kalil Haché, Gonzauto, Agua Larimar y el Consejo Estatal del Azúcar (CEA).

“Debo dar gracias a Dios por darme las facultades para ser atleta y darme la salud, la dicha de tener una carrera duradera y de logros personales y colectivos, de metas para mi país”, manifestó Heredia al dar las gracias sobre su exaltación.

Al recordar sus inicios en el deporte de la halterofilia, Miosotis aseguró que su fuerza de voluntad, entrega y dedicación fueron factores que le permitieron ser una atleta de primer nivel.

Sin embargo, reconoció la ayuda de su familia y en particular de su esposo.., quien precisó que fue la columna que la sostuvo en un momento importante de su carrera.

A nivel institucional, Heredia ponderó el cuido de la Federación Dominicana de Pesas y del Ministerio de Deportes, en la gestión de Felipe -Jey- Payano, primero como viceministro responsable del programa Parni, y después como secretario de Deportes.

“Mi esposo fue un factor importantísimo durante mi carrera de atleta y Felipe Payano llegó al Ministerio para convertirse en el salvador de nosotros los deportistas. Si hoy los atletas tienen conquistas más allá de las medallas, se debe a su esfuerzo por conseguirlas para todos nosotros, dignificó la vida de los atletas y esa deuda, el deporte y los atletas tendrán eternamente con Payano”, afirmó.

La pesista de los 69 kilogramos llamó la atención al ganar tres medallas de oro en los Juegos Nacionales de La Vega 89, San Juan 92 y Mao 97, respectivamente.

En 1992 terminaría como la duodécima mejor pesista de su división en los Mundiales de Halterofilia disputados en Bulgaria.

En eventos internacionales propios de su deporte obtuvo tres preseas de plata en el Campeonato Norceca 97 celebrado en Guatemala. Un año más tarde dominó su categoría al conquistar las tres medallas de oro (arranque, envión y total) del Preolímpico de México.

También obtuvo oro, plata y bronce en 1998, pero en los Juegos Centroamericanos y del Caribe de Maracaibo, Venezuela, meses después de obtener el título en el Norceca de El Salvador, con dos oros y una plata.

Heredia tendría su mejor actuación en el campo internacional con la medalla de plata que obtuvo en los Juegos Panamericanos de Winnipeg 99, Canadá, donde fue una de las atletas dominicanas más destacadas en sentido general. Asimismo, en los Panamericanos de Santo Domingo 2003 obtuvo un bronce.

A nivel continental pero en un certamen de Panamericana de Pesas, Miosotis obtuvo el título ganando las medallas de oro en arranque, envión y total en el 2001, año en que además se impuso con tres títulos en la Copa Guatemala.

UN APUNTE

Una buena trayectoria

Por los méritos acumulados en una larga carrera, la ex atleta de los 69 kilogramos y medallista de plata en los Juegos Panamericanos de Winnipeg 99 (Canadá), Miosotis fue elevada a la categoría de inmortal