Nace Josefa Perdomo Heredia, poetisa dominicana

JOSEFA-PERDOMO


Un día como hoy, el 13 de junio de 1834, nace Josefa Perdomo Heredia, quien se distinguió como poetisa. Fueron sus padres Felipe Perdomo y Mercedes Heredia, miembros de una familia de comerciantes y terratenientes.

En la Antología de Literatura Dominicana, Colección Trujillo, volumen 17, 1944, se destaca que Josefa Perdomo Heredia, “huérfana desde niña, arrastró una existencia dolorosa”.

El poeta José Joaquín Pérez afirma que Josefa Perdomo, “fue la primera mujer dominicana que arrastró la publicidad”.

De Josefa Perdomo en la Enciclopedia Dominicana, publicada en 1976, por Enciclopedia Dominicana S A, se expresa el criterio de que su “Poesía es tradicionalista en la temática y refleja el ambiente religioso que respiraban las mujeres en su época.

Presionada por una sociedad sacudida por las convulsiones sociales y las guerras civiles, en algunos de sus versos mostró inquietud por la paz social.

Sus creaciones aparecen en el libro “Poesía”, publicado en el año 1885. Asimismo, publicó en los periódicos de su época.

Una parte de sus poesías la publicó con el seudónimo de Laura. En su contenido se destaca la influencia religiosa, como queda evidenciado en su poesía “A Dios”, que inicia de la siguiente manera:

“Permite que se eleve, Dios inmenso, hasta tu excelso trono mi gemido, pues de mis culpas al dolor intenso piedad mil veces y el perdón te pido”.

“Es verdad que mil veces y otras tantas he podido, Señor desagradarte; más hoy, postrada a tus divinas plantas, intento con mi amor desagraviarte”.

“Acéptalo, gran Dios, Padre benigno, pues con mi amor te ofrezco desde el mundo los tristes ayes de mi pecho indigno, mi llanto amargo y mi dolor profundo”.

“De la de Adán estirpe degradada, fango inmundo no más y vil escoria, es la criatura fiel que entusiasmada bendice tu poder, canta tu gloria”.

En las sexta y séptima estrofas del poema también anota:

“Y con fe pura a tu presencia vengo a consagrar a ti Rey de los Reyes, cuanto soy, cuanto valgo y cuanto tengo, y a obedecer tus sacrosantas leyes”.

“Pero no tengo nada, dueño amado, pues todo es tuyo cuando en mí se encierra, y te ofrezco lo mismo que me has dado viviendo para ti sobre la tierra”.

En su poesía “Delicias del campo”, expresa su amor por la naturaleza y la paz. Que inicia de esta manera:

“El campo por abril, verde y florido vuelve sin duda al corazón la calma; reposa en él tranquila nuestra alma y palpita sin susto el corazón”.

“El aliento del céfiro apacible, los variados matices de las flores y las aves que cantan sus amores, producen la más grata sensación”.

El nombre de Josefa Perdomo es incluido en el libro de Quisqueya, publicado en 1874, y destacado por la educadora Abigaíl Mejía, en su obra Historia de la Literatura Dominicana, publicada por la impresora Dominicana, de Ciudad Trujillo, en el año 1951.

También en la Historia de la Literatura Dominicana, del doctor Joaquín Balaguer, cuya quinta edición se publicó en Buenos Aires en el año 1974.

Asimismo, Josefa Perdomo figura en la Antología Literaria Dominicana, de Margarita Paredes de Vallejo, en el tomo 1, dedicado a la Poesía, publicada por el Instituto Tecnológico de Santo Domingo, en el año 1981.

En la Enciclopedia Dominicana se plantea el criterio de que “Si bien Josefa Perdomo escribió algunos poemas donde asoma con timidez la naturaleza y el medio social, su poesía queda marcada por la presencia notable del elemento religioso que resalta incluso hasta en los títulos de sus poemas”.

Josefa Perdomo murió en la ciudad de Santo Domingo, el día 25 de marzo de 1896.

 

FUENTE: https://vanguardiadelpueblo.do/1834/06/13/nace-josefa-perdomo-heredia/