Panamá y Colombia acuerdan mayor vigilancia fronteriza

El presidente colombiano Iván Duque y su par panameño Juan Carlos Varela


PANAMÁ, (AP).- El presidente colombiano Iván Duque y su par panameño Juan Carlos Varela acordaron el lunes seguir trabajando para combatir con mayor efectividad la actividad de los narcotraficantes en la porosa frontera común, al tiempo en que abordaron -sin poder resolverlo- un prolongado conflicto comercial que golpea a exportadores panameños.

Esta es la primera visita de Duque a Panamá desde su llegada al poder hace un mes y Varela, que está en la recta final de su quinquenio, lo recibió para tratar la relación bilateral, en especial asuntos de seguridad y las diferencias que en el campo comercial y financiero imperan entre ambos países desde hace años.

En un pronunciamiento después del encuentro en el palacio presidencial, Varela dijo que decidieron establecer lo que llamó un “bloqueo permanente” de la frontera con la participación de las fuerzas policiales binacionales a fin de combatir el incremento de la producción de narcocultivos y de la actividad de los traficantes de drogas en esa selvática zona limítrofe de 266 kilómetros.

El gobierno de Varela argumenta que gran parte de los asesinatos en el país de los últimos años tienen que ver con el aumento del narcotráfico transfronterizo.

“Se busca, sobre todo, asegurar una frontera segura para que de esta forma nuestros países puedan avanzar en su desarrollo económico y darle un golpe cada día más fuerte a los grupos irregulares que operan allí”, agregó el panameño.

Duque coincidió al señalar que “la cooperación que estamos adelantando nos permite decir que los éxitos seguirán creciendo”. Aseguró que gracias a esa lucha binacional se le han infringido duros golpes a las estructuras de los narcotraficantes en zonas aledañas a la frontera.

El mandatario colombiano dijo que abordó de manera “franca” con Varela el conflicto comercial que data de hace cinco años derivado por los aranceles impuestos a las importaciones de mercancías de la zona franca panameña, particularmente de textiles, que han ocasionado pérdidas a los exportadores de Panamá, según las autoridades.

Ambos países mantienen a su vez una discordia debido a la exigencia colombiana de que Panamá acceda a intercambiar información financiera en un esfuerzo, según Bogotá, para combatir la evasión fiscal de sus inversionistas en el exterior.

“Hablamos sobre temas que deben tener un buen resultado en materia comercial y en materia financiera y fiscal”, señaló Duque, quien al final de su visita participó de un foro empresarial. “Creo que el haber tenido una conversación franca nos permite a nosotros establecer una hoja de ruta… y que en los próximos meses estemos anunciando unas buenas noticias para los dos países”.