Pepín: “Obra del Mauricio Báez es digna de imitar”



José Luis Corripio Estrada (Pepín) calificó como una ‘proeza’ el éxito logrado en el tiempo por el Club Mauricio Báez.

Pepín Corripio aseguró con total propiedad que si en el país hubiera muchos clubes como el Mauricio Báez, “tuviéramos una mejor República Dominicana”.

Y es que al decir del reconocido empresario dominicano, lo que observó hace más de 40 años en el sector de Villa Juana le pareció “una cosa de muchachos”.

Pepín Corripio rememoró que hace cuatro décadas visitó la barriada invitado por el principal asesor del Mauricio Báez, Leo Corporán, para que fuera testigo del inicio de los trabajos de construcción de una escuela donde se brindaría el pan de la enseñanza a los niños del sector de otros barrios periféricos.
“Un éxito tan prolongado, que se ha multiplicado por 55 años, es una verdadera proeza digna de imitar”, indicó el presidente del Grupo de Comunicaciones Corripio.

Los mauricianos dedicaron al empresario de origen español el tradicional desayuno, el evento más emblemático de la semana aniversario del club. Don Pepín fue reconocido por los aportes que por una centena de años él y su familia han hecho al desarrollo del país. Recibió el homenaje acompañado por su esposa Ana María Alonso de Corripio y por su hijo José Alfredo.

“Soy un viejo amigo del club Mauricio Báez y visité este lugar hace 40 años para ver la construcción de la escuela. Les confieso que en ese momento pensé que era cosa de muchachos y que esto no se iba a mantener en el tiempo, pero veo que es una proeza mantenerse por 55 años, sin diatribas, sin división y con el único objetivo de ayudar a niñez, a la juventud y a la comunidad en general”, sostuvo.

Pepín consideró que los líderes mauricianos han roto la barrera del tiempo y han demostrado que eso no ha sido obstáculo ni límites para realizar esfuerzos a favor de la comunidad.

No para de trabajar

Pepín dijo, a tono de broma, que “con este reconocimiento no pretenderán decirme que ya debo retirarme, pero les digo que me quedan muchos años más de trabajo”.

Y agregó: “Yo tengo casi 85 y pienso superar a mi papá, que dejó de trabajar a los 97 cuando falleció. Todavía no es tiempo de estar sentado en casa”.

Pepín recordó que cuando la gente le pregunta cuál es la clave para tener éxito en la vida, le responde, seguir trabajando cuando estás agotado y levantarse cuando tiene más sueño.

Corripio explica que en su caso particular, adora el trabajo porque eso fue lo que le enseñaron sus padres desde niño. “No me enseñaron a ser un vago, sino a laborar fuerte y a tenerle amor al trabajo”.

Exhortó a la juventud a que se eduque con esfuerzo como forma de prepararse para conseguir la superación personal y colectiva.

Manifestó que la familia Corripio Estrada le agradece mucho a la República Dominicana. Afirmó que “lo que somos se lo debemos al pueblo dominicano, sin lugar a dudas el pueblo más bueno del mundo”.

Como el Mauricio

“Si queremos mejorar el país, hay que propugnar porque existan muchos más clubes como el Mauricio Báez”, aseguró Pepín.

Las virtudes personales y empresariales de José Luis Corripio fueron resaltadas por Leo Corporán, figura cimera del Mauricio Báez y editor deportivo del periódico El Nacional.

“Don Pepín es un baluarte de la prensa que ha construido un legado al desarrollo del periodismo dominicano”, sostuvo Corporán.

UN APUNTE

Hasta el domingo

Los actos de celebración de los 55 años de historia del Club Mauricio Báez concluirán el próximo domingo con varias actividades deportivas y culturales a celebrarse en las calles de Villa Juana y en la Fundación Mauricio Báez. Las actividades comenzaron el lunes.