Presidente mexicano pide no anticipar juicio ni defensa por captura de exlíder del PRI

Peña Nieto

MÉXICO,  16 Ene 2016 (AFP) – El presidente mexicano Enrique Peña Nieto pidió este sábado “no anticipar juicios ni defensas” en torno al caso Humberto Moreira, el exlíder del oficialista Partido Revolucionario Institucional (PRI) detenido en Madrid en el marco de una investigación por blanqueo de capitales y malversación.

Una fuente de la presidencia mexicana confirmó a la AFP vía telefónica que en una breve charla con periodistas durante una escala hacia Oriente Medio, Peña Nieto pidió esperar a que avance el proceso contra Moreira y sostuvo que el gobierno mexicano desconocía esta investigación.

El político mexicano, que fue gobernador de Coahuila (norte) en el periodo 2005-2011, fue detenido cuando desde México llegaba a España, donde el juez Santiago Pedraz de la Audiencia Nacional, principal instancia judicial española, conduce una investigación por malversación de fondos a solicitud de Estados Unidos.

El viernes, el PRI, en un escueto comunicado, subrayó que “las instituciones no son responsables de los actos de los individuos que la integran”  y pidió, tal como ahora hizo Peña Nieto, no “anticipar ni defensas ni juicios condenatorios”.

La cancillería mexicana informó de su lado que fue notificada de la detención y dijo que la representación mexicana en España “velará porque el caso del señor Moreira Valdés se apegue al debido proceso y con respeto a sus derechos humanos”.

De acuerdo con la policía española, la justicia  investiga desde hace al menos un año transferencias de dinero realizadas por Moreira a España en 2013 por valor de unos 200.000 dólares, precisó.

Según la prensa española, la petición de Estados Unidos deriva de un caso instruido desde hace años por la fiscalía de Texas, en el que un empresario arrepentido, Rolando González Treviño, admitió haber participado en una trama de malversación de fondos públicos encabezada por el exgobernador de Coahuila.

Tras dejar el gobierno de Coahuila, Moreira llegó al liderazgo del PRI, misma que dejó en medio de acusaciones corrupción en diciembre de 2011, justo antes de que iniciara la campaña presidencial de Peña Nieto.

La noticia de la detención de Moreira se conoció poco antes de que Peña Nieto iniciara una gira oficial por Arabia Saudita, Emiratos Árabes Unidos, Kuwait y Qatar.