PRIMERA FILA



Sospecha

La suspicacia ha vuelto a instalarse en el proceso sobre el asesinato del abogado y profesor universitario, Yuniol Ramírez, cuyo cadáver fue encontrado el 12 de octubre del pasado año en un arroyo del sector Villa María, en Manoguayabo.

El coordinador de los Juzgados de Instrucción, Alejandro Vargas, no dejó de sorprender a la opinión pública al declarar que no ha sorteado el caso porque el expediente, que había sido declinado de la provincia Santo Domingo al Distrito Nacional, llegó incompleto.

De inmediato los familiares de Ramírez acusaron a la fiscal Olga Diná Llaverías, cuya investigación habían cuestionado desde el primer momento, de maniobrar con el legajo con el propósito de beneficiar al exdirector de la Oficina Metropolitana de Servicios de Autobuses (Omsa), Luis Manuel Rivas, y a otros imputados.

Que el expediente llegara incompleto alimenta las sospechas de impunidad.