Programa Prosoli mejora calidad vida en hogares



Un estudio comparativo realizado por la Organización de la Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) y el Programa Mundial de Alimentos (PMA), reveló hoy que la población en situación de vulnerabilidad intervenida por el programa Progresando con Solidaridad (Prosoli) presenta mejoría en la calidad de vida respecto a otros segmentos poblacional.

Según la investigación, que incluyó a mujeres embarazadas, madres en período de lactancia, niños de cero a cinco años y personas de más de 65 años, que forman parte del programa, los participantes muestran una prevalencia de peso adecuado y evidencian una mejor situación laboral.

Sostiene el estudio que la incidencia positiva de Prosoli se refleja también en materia de hogares, donde el 12.3 de los grupos intervenidos tienen más viviendas propias que los que no participan del mismo.

El estudio “Estado Nutricional y Seguridad Alimentaria de Beneficiarios y no Beneficiarios de Progresando con Solidaridad”, que se efectuó con una muestra de mil 268 hogares divididos en dos segmentos.
Refleja que en los envejecientes participantes del programa el bajo peso es 10 por ciento menor que los que no pertenecen a la iniciativa gubernamental, cuyo resultado es de 44 por ciento.

Mientras que en el grupo de las embarazadas, las que pertenecen a Prosoli están 2.1 por ciento en mejor peso, por encima del 56.8 por ciento que reflejan las evaluadas no beneficiarias.

La ingesta de calorías es mayor en todos los grupos pertenecientes a Prosoli, y la inseguridad alimentaria moderada fue 2.7 por ciento menos entre las familias intervenidas, frente al 31 por ciento del grupo no incluido.

Publicidad