Puerto Rico y Holanda a disputar la 1ra semifinal del Clásico Mundial

Manager de la selección de Puerto Rico, Edwin Rodríguez


LOS ANGELES, EE.UU, LasMayores.com.- A juicio del manager de la selección de Puerto Rico, Edwin Rodríguez, las pruebas superadas por la selección boricua en las primeras dos rondas del Clásico Mundial de Béisbol han preparado a su equipo para cualquier reto.

El próximo desafío para los puertorriqueños será el la selección de Holanda en la primera semifinal del torneo, el lunes en el Dodger Stadium a las 6:00 p.m. hora local, 9:00 Hora del Este en EE.UU.

“La competencia que hemos tenido en México y la competencia que hemos tenido en San Diego nos ha preparado muy bien para lo que nos espera en Los Angeles”, dijo Rodríguez. “La confianza está en alto cuando le ganas a un equipo como República Dominicana, Estados Unidos, Venezuela, el mismo México. Ya nosotros estamos preparados para cualquier tipo de competencia que nos espera”.

Efectivamente, hasta ahora Puerto Rico ha ganado cada uno de sus seis compromisos en el Clásico, conquistando tanto el Grupo D en la primera ronda como el Grupo F en la segunda, con marcador global de 51-15 a su favor.

Rodríguez reconoce que no esperaba ese nivel de domino de parte de sus pupilos, pero sí afirma que ha sido constante el deseo de sacarse la espinita de haber perdido la final de la edición del 2013 ante la República Dominicana y completar la misión de llevar el título del Clásico a la Isla del Encanto.

“Ese sentimiento de la tarea incompleta del 2013 empezó desde que estábamos en Arizona practicando”, expresó el piloto. “Todos veníamos ya visualizando que había que terminar lo que se quedó sin terminar en el 2013. Eso ha estado bien presente”.

Para el partido del lunes, iniciará por Puerto Rico el derecho Jorge López y, según Rodríguez, le seguirá el zurdo Héctor Santiago.

López, de 24 años, tiró 4.1 episodios como abridor el 11 de marzo contra la selección mexicana en el Grupo D, en los que permitió dos hits y una carrera para adjudicarse la victoria.

El serpentinero perteneciente a los Cerveceros de Milwaukee quiere ayudar a los boricuas a seguir con el impresionante ritmo que han llevado desde el primer día de su participación en este Clásico.

“Estamos jugando con la misma confianza, ejecutando cada tiro, cada pitcheo”, dijo. “Esa es la mentalidad que tenemos hasta ahora”.

 

Holanda con cuentas pendientes también

Al igual que Puerto Rico, Holanda estuvo en el grupo del final four del 2013 en el AT&T Park de San Francisco. En aquella oportunidad, Países Bajos cayó en la semifinal ante una escuadra de la República Dominicana que terminaría ganando el torneo de manera invicta. Ahora el equipo del dirigente Hensley “Bam Bam” Meulens anhela dar esos últimos dos pasos que le faltaron hace cuatro años.

“Estos muchachos tienen cuatro años más de experiencia y muchos éxitos en sus carreras de Grandes Ligas en los últimos años. Eso dice mucho”, dijo Meulens, coach de bateo de muchos años en los Gigantes de San Francisco.

Con nombres conocidos como Xander Bogearts, Andrelton Simmons. Jurickson Profar y Jonathan Scoop, más la presencia del ex ligamayorista Wladimir Balantien, los holandeses tuvieron suficiente artillería para anotar 26 carreras en sus últimos dos partidos del Grupo E en la segunda ronda en Tokio.

Ha sobresalido en particular Balantien. El curazoleño, ex Marinero y Rojo en las Mayores, es dueño del récord de cuadrangulares para una temporada en Japón con 60 en el 2013. En este torneo, lleva línea de bateo de .591/.654/.1000 en los seis juegos de Holanda, con tres jonrones y 10 empujadas.

En cuanto al pitcheo, el cerrador estelar de los Dodgers, Kenley Jansen, se une a la selección holandesa para brindarle a la mejor opción como taponero entre los cuatro equipos restantes.

Meulens enviará al montículo como abridor al derecho Rick van den Hurk. El serpentinero de 31 años de edad — nacido en la madre patria de Países Bajos — lanzó en partes de seis temporadas de Grandes Ligas entre el 2007 y el 2012 con los Marlins, Orioles y Piratas. En los últimos cuatro años ha tirado en Corea del Sur y Japón.

En dos presentaciones en este Clásico, Van den Hurk lleva efectividad de 6.43 en un total de 7.0 entradas, producto mayormente de su salida del 12 de marzo contra Japón, en la que permitió siete hits y cinco carreras en 3.0 innings.

Van her Hurk espera mejores resultados tanto para él mismo como para su selección, para así reeditar la historia y ayudar al equipo a llegar a la final en esta oportunidad.

“Chocamos con un equipo dominicano bien encendido en aquella ocasión (en la semifinal de hace cuatro años)”, recordó Meulens. “Ahora vamos a encontrarnos con un Puerto Rico (en su momento). Ambos han estado invictos a la hora de nosotros enfrentarlos.

“Sabemos que ahora nuestros muchachos están listos para el reto. Estamos listos para darle”.

Publicidad