PUNTOS… Y PICAS

Síguenos en nuestro canal de videos:

Mudanza del pulguero

 

El ayuntamiento de Santiago emprendió el ciclópeo traslado del sector Pueblo Nuevo del mercado popular de los jueves, conocido como de las pulgas, en acción encomiable del alcalde Abel Martínez que se atrevió a corregir lo que antecesores temieron y eludieron.

Los alrededores del mercado Central, avenida J. Armando Bermúdez y calles 17 de Abril y 6 de Septiembre, entorno del cementerio 30 de Marzo, eran desbordados semanalmente con esta actividad atentatoria de paz pública, seguridad ciudadana, tránsito, transporte y ambiente.

Este encuentro semanal de negociantes informales de distintos puntos del Cibao y la vecina Haití con volumen de transacciones millonarias y cientos de empleos indirectos, debe operar con regulación y orden municipal.

La decisión del alcalde Martínez de suspender desde este jueves las actividades del mercado de pulgas alrededor de Pueblo Nuevo y del cementerio, y su planteada solución de traslado de los mercaderes a nuevo espacio en la periferia noroeste de la ciudad, merecen apoyo ciudadano total.

El ayuntamiento ejerce su función como gobierno local, responsable de mercados, e impone con fuerza legal regulaciones que les competen para el uso del espacio público municipal y respeto a derechos ciudadanos superiores a intereses particulares, grupales o de “padres de familias”.

Hay que reconocerle valentía al alcalde para tomar esta decisión de enorme costo político, merece respaldo comunitario y, al mismo tiempo, la exigencia de que su aplicación sea conforme a la ley, sin atropellos y respetando derechos de vendedores y compradores.

Si existe un convenio de gestión para el traslado definitivo del mercado de pulgas, entre el alcalde y mercaderes, deben respetarse sus términos y cada parte cumplir, incluyendo el compromiso del área seleccionada por el ayuntamiento, con garantías de respeto al vecindario, servicios y seguridad.
Desde la antigüedad, los pactos son para cumplirse y las leyes para aplicarse.

Publicidad