Restringen tránsito en entorno plantas

Periodistas de El Nacional son impedidos de entrar a Punta Catalina, donde se construyen dos plantas eléctricas.
Periodistas de El Nacional son impedidos de entrar a Punta Catalina, donde se construyen dos plantas eléctricas.


NIZAO, Baní. Una patrulla mixta de la Policía y la Fuerza Aerea impedían hoy el tránsito a las comunidades Catalina y Carretón en las proximidades donde se construye la termoeléctreica Punta Catalina, luego que el pasado fin de semana obreros realizaran un piquete en las instalaciones de la planta reclamando mejores condiciones de trabajo.

 
El contingente policíaco-militar, encabezado por un mayor de la Policía de apellido Maldonado Z, impide el tránsito de todos los vehículos y transeúntes que tienen que desplazarse en la zona, aunque no se dirijan a Punta Catalina.

 
Los obreros colombianos y dominicanos paralizaron las labores demandando seguridad social, aumento salarial y reintegro de empleados cancelados.
Ante la protesta del pasado fin de semana, la entrada de camiones al proyecto fue paralizada momentáneamente.

 
El colombiano Oscar Lemus dijo que trabajan en condiciones deplorables y que un compañero ya había perdido la vida como consecuencia de la inseguridad en la construcción.

 
Rafael Pepe Abreú, presidente del Consejo Nacional de la Unidad Sindical (CNUS) se presentó al lugar en medio de las protesta del fin de semana y lograron reunirse con ejecutivos del proyecto.

 
Esta mañana las labores volvieron a la normalidad y los camiones cargaban materiales hacia el proyecto.

 
En torno a las restricciones, reporteros de El Nacional se comunicaron vía telefónica con el supervisor de la Policía en la zona y contestando el teléfono un teniente que le sirve de asistente, dijo que estas se debían a que se estaban haciendo unos trabajos.
Sin embargo, los comunitarios que utilizan esa vía para desplazarce en la zona rural y llegar hasta la carretera Sánchez que conduce a la parte sur del país, presentaron problemas para movilizarse.

Publicidad