Salario mínimo

Esta es la hora y el día en que todavía la Confederación Patronal ni las centrales sindicales se ponen de acuerdo en torno a un aumento del salario mínimo nacional, que en la práctica significa un incremento general de sueldo en el sector privado.

Después de la última ruptura del diálogo entre representantes de trabajadores y empleadores, las partes ni el Ministerio de Trabajo han fijado fecha para retornar a las conversaciones.

Lo que resulta insólito e inverosímil ha sido que el alto empresariado promueva una reforma al Código Laboral, cuando aún no ha sido capaz de arribar a un acuerdo para aumentar el salario mínimo de ley. Y lo peor es que esa reforma procura conculcar derechos adquiridos por los trabajadores. Esas son de las cosas que explican el porqué aquí al peso le dicen tolete.

Publicidad