(Video) Economistas coinciden en RD existe una crisis cuasi fiscal

1


Cinco reputados economistas coincidieron en señalar que en la República Dominicana existe una real crisis cuasi fiscal que afecta grandemente la economía y que de no tomarse los correctivos de lugar se podría caer en un abismo.

Los profesionales entienden que varios factores determinantes podrían ayudar a la solución, que son la visión de Estado y la voluntad política, no sólo del partido o los partidos que estén en el gobierno, sino de todos los entes que inciden en la nación.

Los doctores Ernesto Selman, vicepresidente ejecutivo del Centro Regional de Estrategias Económicas Sostenibles (CREES); Jacqueline Mora, economista y directora ejecutiva de la firma consultora Analytica; Pedro Silverio Alvarez, vicerrector Académico de la Pontificia Universidad Católica Madre y Maestra (PUCMM): José Luis De Ramón, socio-director en Deloitte República Dominicana; y Miguel Ceara Hatton, especialista en temas de desarrollo, macroeconomía y economía internacional.

Los profesionales de la economía participaron este miércoles en el almuerzo semanal del Grupo de Comunicaciones Corripio, acompañado del empresario José Alfredo Corripio Alonso, y el veterano periodista Juan Bolívar Díaz, coordinador general de la actividad que se realiza en el salón principal del edificio que aloja a los periódicos Hoy, El Nacional y El Día.

Sostienen ellos que la crisis cuasi fiscal está en la incapacidad del Banco Central Dominicano de aplicar un correcto Plan de Capitalización, el cual está contemplado en una ley, la 141-47, lo que ha sido un fracaso total por las deudas que lo ahogan.

La deuda cuasi fiscal se entiende aquella que se origina en las pérdidas anuales del Banco Central, que son transferidas al gobierno y se convierten en deuda pública.

Los cinco establecen que la deuda del Banco Central anda por los 11 mil millones de dólares, con una economía dominicana problemática desde dos puntos de vistas, fiscal e institucional.

Dicen que el tope ideal y favorable de la deuda sería de un 40 por ciento con respecto al Producto Interno Bruto (PIB), lo que resolvería lo que los economistas llaman el problema institucional y que mejoraría la calidad de vida de las personas.

El Estado es l principal recaudador de impuestos, pero si los gastos públicos son mayores sería imposible hacer una efectiva recaudación y estabilidad económica.

Sostienen que las deudas del Banco Central se pagará con impuestos o con inflación (que ronda el 1.11 por ciento), y ambas sólo afectan a la sociedad dominicana que anhelan una economía estable para el país y para cada individuo.

Se oponen a la emisión de bonos soberanos, porque sólo se convierten en carga y agrava más la economía nacional, pese a los informes de las autoridades monetarias de que el país crece en un 5.2 por ciento.

Y destacaron además que el Gobierno dice que para este año habrán 169 mil empleos, cantidad que le resulta incrédula pese a que también establecen un 5.2 de crecimiento de la economía.

 

2

Publicidad