Violencia en los sectores populares



Preguntar si existe violencia intrafamiliar en los sectores marginados del Distrito Nacional, parecería un deseo de perder el tiempo, pues conociendo las raíces de este mal, no es posible  imaginar un sólo  lugar que pueda estar excluido de ella.  Pregunto si hay violencia intrafamiliar y de género en los sectores populares, debido al desconcierto que nace del evento que se realizó el  8 de agosto, donde representantes de organizaciones comunitarias fueron convocadas por el presidente Leonel Fernández con la finalidad  de enterarse de los problemas que más afectaban a las comunidades. En el encuentro participaron barrios de la Zona Norte del Distrito Nacional, entre ellos: La Zurza, Los Guandules, Guachupita, 27 de Febrero, Las Cañitas, y Capotillo y el barrio de Gualey, este último fue la sede del evento.

  Las personas designadas para exponer se refirieron a: energía eléctrica, deterioro de aceras y contenes, falta de escuelas, aumento de la tarjeta ‘Solidaridad”, hacinamiento, entrega de apartamentos a personas desalojadas, delincuencia, carestía de los alimentos. Este conjunto de males sociales ha sido ya muchas veces diagnosticado. Pero a ninguno de estos voceros y voceras se les ocurrió decirle al presidente y a los funcionarios y funcionarias que le acompañaban, por dónde andaba la violencia intrafamiliar y de género, a pesar de que los feminicidios, violencia sexual a niñas y a niños, crímenes horrendos como lo es el descuartizamiento, y toda clase de maltrato en muchas de las familias de estos sectores, han sido objeto de frecuentes denuncias.

Si en estos lugares no hay violencia intrafamiliar puesto que esto no fue presentado como problema, ¿en qué se basan las estadísticas de las fiscalías barriales de esos mismos sectores? Las publicaciones oficiales reseñan que buena parte de los casos que allí se llevan son por violencia intrafamiliar. Como ejemplo citamos que en la “Memoria de la Procuraduría General del Distrito Nacional” 2004 – 2008, del barrio Gualey se recibieron 1,318 denuncias de violencia contra la mujer y violencia intrafamiliar, de Los Guandules, 1,600, y de la fiscalía de Capotillo, 1604. De años más recientes, las estadísticas deben estar bien incrementadas, pero los y las líderes comunitarios no están en sintonía con esa realidad.

 Posiblemente la violencia doméstica no fue denunciada ante el presidente, debido a que a{un es considerada como asunto privado, visión que sigue primando en muchos grupos y organizaciones aunque no lo digan públicamente.

Publicidad