Betances recupera parte de velocidad



DUNEDIN, Florida. Dellin Betances se anotó un impulso de confianza en un diamante trasero del complejo George M. Steinbrenner Field el jueves por la mañana, cuando el relevista de los Yankees realizó 28 lanzamientos a bateadores, y continuó fortaleciendo el brazo mientras se prepara para la temporada regular.

La mecánica de Betances ha sido irregular a lo largo de tres apariciones en la Liga de la Toronja, y después de la última dijo que “se sentía como una basura”. Trabajando bajo la supervisión del manager Aaron Boone y el entrenador de pitcheo Larry Rothschild, Betances dijo que su par de entradas simuladas representaba una mejoría.

“Me sentí mejor calentando”, dijo Betances a los reporteros. “Yo estaba como, ‘OK, eso se siente mucho mejor’. En la primera entrada, sentí que no estaba soltando tanto. En la segunda entrada, me dije: ‘Hombre, está saliendo mejor’, y los bateadores pensaron lo mismo, así que eso fue bueno”.

Betances y los Yankees siguen sin preocuparse por la velocidad de su bola rápida, que en su mayoría se ha mantenido entre 88-91 mph en sus apariciones, con un máximo de 93 mph.

“Estamos hablando de seis, siete, ocho millas por hora”, dijo Boone. “No creo que eso desapareciera cuando se quedó dormido durante el invierno”.