Boston captura banderín en tercer intento



NUEVA YORK – Una emocionante temporada de los Medias Rojas, que está casi asegurada de terminar con la mayor cantidad de victorias en la historia del club, llegó a un punto de celebración al final de una salvaje noche de jueves en el Yankee Stadium.

Al borde de ganar el Este de la Liga Americana cuando llegaron al Bronx el martes, el tercer intento demostró ser el encanto para el equipo que ahora es campeón de división por tercer año consecutivo.

Mookie Betts, el mejor candidato al premio MVP de la Liga Americana, lideró el ataque (de 5-4, jonrón, cinco carreras impulsadas) mientras que el equipo del dirigente novato Alex Cora sacó una victoria de montaña rusa 11-6 que estuvo acorde con la rivalidad más antigua en los deportes.

Craig Kimbrel ponchó a Giancarlo Stanton para entregar oficialmente el título de la división a un equipo que se hizo cargo del primer lugar el 2 de julio. Con “Nueva York, Nueva York” de Frank Sinatra sonando en segundo plano, los Medias Rojas intercambiaron choque de manos, abrazos en el montículo y frente a su cueva una vez que el juego terminó. Hubo cánticos de “Vamos, Medias Rojas”, y luego “MVP” desde las gradas cuando Betts hizo su entrevista en el campo.

Con 104-49, los Medias Rojas pueden pasar los últimos nueve juegos de la temporada regular preparándose para la Serie Divisional de la Liga Americana, que comenzará en el Fenway Park el 5 de octubre. Todo está a punto, pero los Medias Rojas pasarán a la postemporada como el sembrado No. 1, lo que significa que jugarán con el ganador del Juego de Comodín en la primera ronda. Los Yankees y los Atléticos son los principales favoritos para enfrentarse el 3 de octubre por los derechos de ir a Boston.

Con su próxima victoria, los Medias Rojas empatarán el récord de la franquicia de victorias, establecido en 1912.

Boston estuvo arriba, 3-0, temprano y luego abajo, 6-4 por el grandslam de Stanton en el cuarto. Pero una cosa que los Medias Rojas han demostrado continuamente esta temporada es que nada los desinfla.
Mientras el Estadio chillaba con ruido por el batazo de Stanton, los visitantes se recogieron en camino a su último regreso.

Jackie Bradley Jr. empató el partido con un jonrón contra Chad Green para liderar lo que terminó como una séptima entrada de tres carreras.

UN APUNTE

Abridores fallan
Por Boston, Eduardo Rodríguez realiizó 100 lanzamientos mientras lograba solo 11 outs y caminaba a siete, lo más alto de su carrera. MasahiroTanaka fue atacado por ocho hits y cinco carreras en más de cuatro entradas. Después que Rodríguez llenó las bases con tres bases por bolas, Cora llamó a Heath Hembree y Stanton atacó el segundo lanzamiento del derecho (un resbalón en 0-1) sobre la pare en el derecho.