Cambios para mejorar la salud en 2019



Si mejorar tu salud es una de tus metas para el nuevo año, es normal que te sientas un poco desbordado.
Hacer yoga, levantar pesas, disminuir los carbohidratos o las grasas (según la dieta que esté de moda), dejar el alcohol, reducir el estrés.

Es fácil sentir que tienes que reajustar tu vida para ser un ser humano feliz.
Pero ¿y si solo pudieras hacer un cambio?.

Le preguntamos a varios expertos qué recomendación harían a un adulto que no fume y esté saludable, pero que quiera mejorar su salud con un solo paso.

Concéntrate en la mente

Es fácil pensar solo en la salud física. Pero, según Nadine Sammy, profesora adjunta de ciencias del deporte y ejercicio de la Universidad de Exeter, en Inglaterra, también deberíamos centrarnos en mejorar nuestro estado mental y conseguir ser conscientes de nosotros mismos.

La consciencia de uno mismo es la habilidad de reconocer y entender nuestras emociones, estados de humor e impulsos. Alcanzarla puede resultar determinante para nuestro bienestar mental y físico con el paso del tiempo.

“Al comprender más en profundidad tus sentimientos, motivaciones y comportamientos, puedes comenzar a actuar de manera más consciente y elegir opciones que sean mejores para ti”, dice Sammy.
Hay muchas formas de hacer esto, explica la experta. Entre ellas están mantener una agenda, meditar, practicar mindfulness o simplemente hacer tiempo para la reflexión después de ciertas actividades o al final del día.

Adopta un perro

Rhys Thatcher, un académico de fisiología del ejercicio de la Universidad de Aberystwyth, en Gales recomienda encontrar maneras de incorporar el ejercicio a tu vida diaria.

Aconseja evitar los ascensores en el trabajo hasta estacionar en la parte más lejana del garaje del supermercado cuando vas de compras.

Adoptar un perro también trae beneficios particulares.

Si te aseguras de caminar al menos 30 minutos dos veces al día, incrementarás tu actividad y, al mismo tiempo, disfrutarás de los beneficios emocionales de adoptar una mascota.

30 a la semana

Todos hemos oído la regla que dice que debemos comer cinco porciones diarias de frutas y vegetales.
Pero según Megan Rossi, una investigadora del departamento de ciencias nutricionales de la universidad King’s College de Londres, no solo deberíamos estar fijándonos en la cantidad, sino también en la diversidad.

Debemos intentar comer a la semana al menos 30 clases diferentes de alimentos de base vegetal, afirma.
Se cree que la diversidad vegetal juega un papel clave para tener unos intestinos saludables.

Sonreír más seguido

Después de los excesos de la temporada festiva, muchos de nosotros planearemos perder un par de kilos o ponernos como objetivo ir al gimnasio cierto número de veces a la semana.

Pero el problema con metas “arbitrarias” como estas es que son difíciles de alcanzar y esto puede resultar desmoralizante, dice James Gill, que recomienda centrarse en tratar de ser más feliz.

“Hay listas de cosas específicas que uno puede hacer activamente para tener una vida más saludable, pero si no disfrutas de tu vida probablemente no serás constante en ninguno de los cambios difíciles o desafiantes que te plantees para el nuevo año”, afirma Gill, que es médico sustituto e investigador en la Escuela Médica de Warwick, en Inglaterra.

Y ¿cómo conseguimos ser más felices?

Gill recomienda hacer un cambio en tu vida que te haga sonreír más. Al mismo tiempo, sugiere identificar una cosa que te haga infeliz y tratar de mejorarla.

“Haz esas dos cosas y estarás listo para ver otras cosas que te ayuden a impulsar aún más tu salud a lo largo del año”.

Duerme lo suficiente

Puede parecer obvio, pero todos deberíamos intentar dormir lo suficiente (de siete a nueve horas diarias para la mayoría de adultos saludables).

Si duermes cinco horas, por ejemplo, puede afectar la capacidad de tomar decisiones, dice Gavin Buckingham, experto en deportes y ciencias de la salud de la Universidad de Exeter.

Para dormir mejor debes evitar la cafeína cerca de la cama y acostarse a la misma hora.

Buckingham aconseja dejar de usar dispositivos electrónicos como celulares o laptops antes de la hora de dormir o al menos ponerles un filtro que bloquee la luz azul que emiten.
Fuente: BBC Mundo